Promociones y premios como herramientas de mercadeo y la regulación Hondureña

Escrito por: Elia López

 

Hemos ido viendo el crecimiento y necesidad de nuestros clientes, en cuanto a la realización de actividades promocionales como una herramienta de mercadeo de sus servicios y productos, lo cual es cada día más dinámico y obedece a la dinámica del del mercado con el objetivo de posicionarse y consolidarse. Por lo anterior resulta preciso que, nuestras leyes, deban actualizarse para atender y regular estas necesidades de mercadeo.

 

El Estado de Honduras reconoce, garantiza y fomenta las libertades de consumo, ahorro, inversión, ocupación, iniciativa, comercio, industria, contratación de empresa y cualesquiera otras que emanen de los principios que informan la Constitución de la República. Sin embargo, el ejercicio de dichas libertades no podrá ser contrario al interés social ni lesivo a la moral, la salud o la seguridad pública[1] . En virtud de la referida disposición constitucional, los eventos públicos, espectáculos, reuniones, los juegos de envite, azar, rifas, sorteos y demás con fines de lucro, se rigen por lo establecido en el Acuerdo 544-2011; Decreto PCM 034-2010 que designa a la Dirección de Régimen Departamental, dependencia de la Secretaría de Estado en los Despachos Gobernación, Justicia y Descentralización, como responsable de supervisar, fiscalizar y ejecutar todo lo relativo a la realización de actividades promocionales.

 

Los referidos marcos legales establecen el proceso para solicitar la autorización para la realización de una promoción ante dicha secretaría de Estado. En primer lugar, para la realización de una actividad de Promoción, toda persona natural o jurídica deberá inscribirse ante el Registro determinado por la Dirección General de Régimen Departamental (DGRD) para tal efecto; este es un trámite único que no requiere renovación. En segundo lugar, por cada promoción que se pretenda llevar a cabo, se debe de presentar una solicitud de autorización la cual debe contener entre otros: a. la documentación básica de identificación del solicitante (Documento Nacional de Identificación, en caso de ser persona natural o Instrumento de Constitución de ser persona jurídica,) y Registro Tributario Nacional; b. Borrador de Reglamento que regule y que explique la mecánica en detalle de la promoción; y c.  Recibo de pago de la Tesorería General de Republica por la emisión de la autorización correspondiente.

 

La solicitud de autorización se debe de presentar ante la DGRD, con una antelación de quince (15) días hábiles antes de iniciar la promoción. El inicio de cualquier promoción sin previa autorización de la DGRD se encuentra sujeta a la aplicación de sanciones y/o la revocación de inscripción del peticionario.

 

Es importante resaltar que, en caso los premios que se establezcan en el reglamento de Promoción no sean reclamados por el ganador, en el tiempo estimulado por el referido reglamento, deberán serán donados a una fundación sin fines de lucro designada por la DGRP.

 

Por lo anterior, invito a las personas o sociedades con el ánimo de realizar promociones a cumplir con las disposiciones contenidas en los marcos legales aplicables con relación a la celebración de eventos promocionales, a fin de evitar la imposición de sanciones establecidas por la secretaría de Estado competente, así como denuncias ante la Dirección de Protección al Consumidor.

[1] Art. 331 de la Constitución de la República

Ir arriba