Nueva York: Aprueban proyecto de ley que reconoce el derecho a la reparación de dispositivos electrónicos por parte de los consumidores y talleres independientes

La semana pasada se aprobó en Nueva York el proyecto de ley denominado “The Digital Fair Repair Act”, que busca garantizar que los consumidores puedan reparar sus dispositivos electrónicos, tales como celulares, sin depender del fabricante, ya sea que realicen la reparación los propios consumidores; o bien, recurran a talleres independientes.

 

Para alcanzar su objetivo, en el proyecto de ley se establece que los fabricantes deben poner a disposición, en términos justos y razonables, información del equipo, herramientas y repuestos. Adicionalmente, en caso de que el dispositivo contenga un bloqueo de seguridad, en el proyecto se señala que el fabricante debe brindar la información y herramientas especiales para que el propietario o el taller independiente puedan desactivar el bloqueo durante el diagnóstico y reparación.

 

Parte de los motivos que han impulsado este proyecto son: reducir el desperdicio de material electrónico y reducir los costos de reparación. En contraposición, algunas de las críticas que ha recibido se refieren a la liberación de información especial para desbloquear un sistema de seguridad del dispositivo, ya que se argumenta que esos bloqueos protegen no solo la propiedad intelectual, sino que también protegen información de los usuarios.

 

En el proyecto expresamente se excluye de su aplicación a los automotores, dispositivos médicos, maquinaria agrícola y minera, entre otros equipos calificados como “Off-Road (Non-Road) Equipment.” Además, se establece el contenido del proyecto no aplica para el caso de electrodomésticos que posean un dispositivo electrónico incorporado, como por ejemplo refrigeradores, microondas, entre otros.

 

En cuanto a la responsabilidad del fabricante, en el proyecto se establece que el fabricante no será responsable por daños causados al dispositivo por el propietario o el taller independiente durante el diagnóstico o reparación. Si bien, con esta disposición se busca definir los límites de la responsabilidad de cada parte, es probable que en la práctica este punto conlleve una alta litigiosidad, dado que podrían presentarse discusiones acerca de si es un daño preexiste en el dispositivo o es un daño causado por la manipulación del consumidor y/o taller independiente.

 

Por último, en caso de que se acredite un incumpliendo por parte del fabricante con las disposiciones contenidas en el proyecto, en la norma se prevé una penalidad de 500 dólares por cada infracción.

 

Para que el proyecto se convierta en ley, deberá ser firmado por el gobernador del Estado de Nueva York, lo cual en apariencia no será un obstáculo para que entre en vigencia esta novedosa legislación, que en definitiva modifica las reglas del juego en el mercado de mantenimiento y reparación de dispositivos electrónicos.

 

En el caso de nuestro país, a la fecha no existe una regulación de este tipo. Si el producto posee un vicio o defecto que afecten su identidad entre lo ofrecido y lo entregado, y su correcto funcionamiento, el comerciante está obligado a dar una garantía, que incluye la reparación gratuita del bien.

 

En adición a lo anterior, en nuestra normativa también se establece la obligación del comerciante de informar cuando en el país no existan servicios técnicos o repuestos para la reparación de determinado bien, salvo que esos servicios sean suplidos de manera genérica por el mercado.

 

En virtud de lo anterior, no sería extraño que si la normativa de Nueva York es exitosa y replicada en otros Estados, en un futuro se dicte una regulación con el mismo propósito en nuestro país.

 

El proyecto de ley se puede acceder en el siguiente enlace: https://www.nysenate.gov/legislation/bills/2021/s4104/amendment/a

 

Área de Litigios & Arbitrajes. Puede contactarnos a través de los siguientes correos electrónicos:

 

Andrés Martínez Chaves, amartinez@consortiumlegal.com

Jose Pablo Valverde Marín, jvalverde@consortiumlegal.com

Gerald Hoffman Guillen, ghoffman@consortiumlegal.com    

Josué Barahona Vargas, jbarahona@consortiumlegal.com

Ir arriba