Nicaragua: La nueva normalidad: ¿Volver o no a los centros de trabajo post pandemia?

Escrito por:

Bertha Xiomara Ortega

 

Todas las 7 grandes crisis acaecidas en el  transcurso del último siglo,  independiente del tipo de crisis política, sanitaria, económica ha generado cambios, avances sociales, médicos, tecnológicos etc razón por la cual si bien, el teletrabajo como una modalidad de trabajo propiciada por el desarrollo  de los medios tecnológicos  y una moderna visión empresarial, ya se implementaba desde hace muchos años, la pandemia ha generalizado la utilización del mismo, trasladándose de la actividad económica empresarial a muchos otros ámbitos  tales como el educativo, el sanitario.

 

Una vez que las condiciones sanitarias lo permitan y/o las regulaciones de cada país, eliminen las restricciones, en caso de existir, para el regreso presencial al trabajo, una pregunta post pandemia que gravita es si ¿se regresa o no a los centros de trabajo?

 

Estos meses de experiencia forzada de teletrabajo o trabajo en casa como indistintamente suele llamársele al trabajo que se presta fuera de vigilancia física del empresario, para aquellas empresas que no tenía implementado esa modalidad de trabajo, podría ser un buen termómetro para decidir cómo enfrentar la nueva normalidad  si regresando a las instalaciones físicas o permaneciendo en el teletrabajo, puesto que, esa decisión, será únicamente para aquel trabajo o aquellas posiciones en las  que es posible realizar el trabajo en casa.

 

La idea que para el trabajo sea eficaz debe realizarse en las instalaciones físicas del empleador viene de la convicción de que no se puede confiar en el trabajo desde casa, sin embargo, existe una gran cantidad de evidencia que demuestra que los teletrabajadores tienden a ser más productivos.

 

El teletrabajo como una modalidad de trabajo que por la pandemia ha cobrado muchísima relevancia en comparación con años anteriores, tiene como todo cambio ventajas y desventajas, y sobre la base de esta ponderación es que las empresas podrían decir cómo seguir desarrollando sus negocios en el futuro, sin con trabajo presencial o con trabajo a distancia o una combinación de ambos.

 

Ventajas

 

Desde lo económico, si bien no en todos los casos podría ser de beneficio mutuo entre empleadores y trabajadores, sí lo es en la mayoría de los casos donde no se requiere la presencia física en el centro de trabajo.

 

El trabajo desde casa permite al trabajador librarse del ajetreo diario de recorrer grandes distancias, pérdida de tiempo en los bloqueos de tráfico, tiempo que pude ser dedicado al trabajo de la empresa, lo que permite un mayor equilibrio entre la vida personal y laboral.

 

Hay estudios que indican que en el teletrabajo hay una menor rotación de personal lo que permite la capitalización de la experiencia del personal y evitarse nuevas contrataciones con la curva de aprendizaje que un nuevo trabajador requiere.

 

Se reduce el ausentismo pues la flexibilidad del horario ofrece la posibilidad a los teletrabajadores de encargarse de las obligaciones familiares, hacer las diligencias o programar sus citas sin perder por completo el día de trabajo.

 

Otro aspecto para tomar en cuenta es el ahorro que puede representar para la empresa reducir sus instalaciones y todos los gastos asociados a ésta, aunque tuviere que hacer un reconocimiento económico a los trabajadores que se desempeñan en esta modalidad, por los gastos adicionales que para éstos significa el trabajo desde casa.

 

Hay que destacar también que esta modalidad permite una mayor inclusión en la vida laboral de mujeres y personas con discapacidad, quienes, desde su hogar, pueden tener una oportunidad de trabajo, que se les dificulta si este tiene que prestarse con presencia física.

 

Temas que considerar

 

Si la decisión es permanecer en el teletrabajo para los puestos donde sea posible, es importante tener en cuenta los siguientes aspectos:

 

Apoyo del equipo de dirección y de los supervisores

 

Dirigir eficazmente a quienes trabajan a distancia exige un enfoque de gestión basado en los resultados, lo anterior supone definir metas, objetivos y tareas, y luego supervisar y hablar de los progresos mediante las respetivas evaluaciones.

 

Asistencia técnica y formación

 

 Esto incluye tener acceso al equipo adecuado y asistencia técnica suficiente. Dado el riesgo real de aislamiento social vinculado al teletrabajo a tiempo completo, debe hacerse todo lo posible para que los trabajadores permanezcan en contacto con los supervisores, los colegas y la institución en su conjunto.

 

Reglas claras de la prestación del servicio

 

Es importante que existan reglas claras para los que trabajan desde sus casas, es decir, sus condiciones de empleo, su disponibilidad horaria, y cómo supervisar la evolución e informar de los resultados. Por ejemplo, es esencial establecer reglas básicas claras sobre cuándo el personal tiene o no tiene que estar disponible para trabajar y respetarlas.

 

Control del tiempo de servicio

 

El teletrabajo puede ofrecer flexibilidad a los trabajadores para hacer sus tareas en el horario y el lugar que más les convenga, siempre y cuando permanezcan a disposición en el horario normal de trabajo de la institución.

 

La confianza

 

La clave del teletrabajo que permite su funcionamiento es la confianza, pues es lo que permite cohesionar la estructura. Los directivos, quienes trabajan a distancia y sus colegas deben confiar los unos en los otros. Sin eso, el teletrabajo no puede ser eficaz.

 

Decidir volver o no a los centros de trabajo será el resultado de la valoración particular que haga cada empresa tomando en cuenta su realidad, así como la posibilidad de poder implementar todos los mecanismos para el manejo eficiente de los recursos humanos desde esa nueva perspectiva, en beneficio de la continuidad y prosperidad del negocio.

Ir arriba