Nicaragua: Derecho a recibir Notificación de Hallazgos durante el proceso de Auditoria Aduanera

Toda Declaración aduanera puede ser revisada o auditada por la Dirección de Servicios Aduaneros, la cual se encuentra facultada de conformidad al Art. 61, numerales 5, 6, 17, 19 y 21 de la Ley 265 “Ley que Establece el Autodespacho para la Importación, Exportación y otros Regímenes”.

 

Cuando por motivo del reconocimiento aduanero, de la verificación de mercancías en transporte o del ejercicio de las facultades de comprobación, proceda la determinación de obligaciones tributarias omitidas, las autoridades aduaneras procederán a su determinación de conformidad con el Art. 67 de la misma ley.

 

En este caso, es obligación de la autoridad aduanera dar a conocer por escrito los hechos u omisiones que impliquen la omisión de obligaciones tributarias, siendo derecho del contribuyente recibir la notificación oportuna.

 

Ante esta notificación, el contribuyente cuenta con un plazo de diez días para ofrecer las pruebas y alegatos que a su derecho convengan debiendo las autoridades aduaneras efectuar la determinación en un plazo que no excederá de cuatro meses, contados a partir de la notificación del acta a que se refiere el Artículo 65 de la Ley 265.

 

Posteriormente, si la autoridad aduanera emite resolución mediante la que se determine la obligación tributaria, de conformidad con la legislación aduanera en Nicaragua, el contribuyente/importador podrá interponer  los Recursos de Revisión y Apelación como mecanismos de impugnación en contra de las resoluciones, sanciones y cualquier otra disposición emitida por la administración aduanera que ponen en riesgo los derechos de los administrados, así se establece en el artículo 623 y 625 del Reglamento del Código Aduanero Uniforme Centroamericano (RECAUCA).

 

El artículo 623 del RECAUCA establece el procedimiento para la tramitación del Recurso de Revisión ante la Autoridad del Servicio Aduanero, cabe la interposición de este recurso en contra de las Resoluciones o actos finales dictados por la autoridad aduanera que determinen tributos o sanciones.

 

El plazo para interponer el recurso de revisión es de diez días hábiles siguientes a la notificación de la resolución respectiva. Deberá interponerse ante la autoridad que emitió el acto o resolución impugnada o ante la autoridad superior del servicio aduanero. En ambos casos, se deberá remitir el expediente ante el Director General de Servicios Aduaneros en el plazo de cinco días, posteriores a la recepción del recurso, el que resolverá dentro del plazo de veinte (20) días siguientes a la recepción del Expediente.

 

El artículo 624 del RECAUCA establece el procedimiento para la tramitación del Recurso de Apelación, en contra de las resoluciones o actos finales de la autoridad superior o cualquier acto o resolución que determine efectos jurídicos lesivos a los intereses, derechos y garantías del administrado del Servicio Aduanero. Será objeto de impugnación en el Recurso de Apelación los tributos, sanciones o cualquier otro que cause agravio al administrado siempre que esté en relación con regímenes, trámites, operaciones y procedimientos aduaneros. La interposición del Recurso deberá hacerse dentro de los diez días hábiles posteriores a la notificación del acto o resolución que se impugna, todo de conformidad al Artículo 625 del RECAUCA.

 

El órgano competente deberá resolver en un plazo de treinta días hábiles contados a partir del día siguiente al de la recepción del recurso.

Es importante analizar que los plazos abordados en el presente se refieren a días hábiles, pero ¿Cómo serán computados estos plazos?, siendo que la Dirección General de Aduanas no ha emitido resoluciones, normativas o circulares especiales referente al cómputo de los plazo, es necesario recurrir al Derecho común, en consecuencia, tras el análisis al Código Procesal Civil de Nicaragua, el Art. 132, establece que son hábiles todos los días del año, salvo los domingos, y los que por ley vaquen los tribunales, así como los días feriados legalmente autorizado.

 

A propósito del correcto cómputo de los plazos, en caso de que el órgano aduanero omita el correcto cumplimiento de los plazos, aplicará el silencio administrativo a favor del recurrente.

Ir arriba