Nicaragua: ¿Cómo se realiza el cómputo de los plazos en el procedimiento administrativo municipal?

En el caso de los procedimientos administrativos de carácter fiscal, nuestra legislación es vasta, existiendo distintas normas, requisitos y autoridades competentes, en dependencia del tipo de tributo objeto del procedimiento. De lo antes mencionado, es posible identificar la siguiente clasificación: 1) Tributos nacionales, supervisados por la Dirección General de Ingresos; 2) Tributos aduaneros, supervisados por la Dirección General de Servicios Aduaneros; y 3) Tributos municipales, supervisados por las alcaldías.

 

En aras de lo antes expuesto, resulta necesario que las empresas se mantengan en constante actualización, con la finalidad de asegurar el cumplimiento de los requisitos establecidos en las normas vigentes, minimizando así las posibles contingencias fiscales.

 

En lo que concierne a los procedimientos administrativos municipales, la correcta aplicación de las reglas procesales para el cómputo de los plazos resulta de vital importancia para cualquier contribuyente. En este tipo de procedimientos los plazos son de carácter perentorio, es decir, el contribuyente ya no podrá cumplir con lo solicitado por la autoridad o bien, no podrá hacer uso de los recursos contemplados para la defensa de sus derechos, puesto que, estas actuaciones serían declaradas extemporáneas.

 

Los procedimientos administrativos derivados de los tributos municipales son regulados por las siguientes normas jurídicas: 1) Constitución Política de la República de Nicaragua; 2) Ley de Municipios; 3) Reglamento de la Ley de Municipios; y 4) Planes de Arbitrio Municipal y del Municipio de Managua. Las normas jurídicas antes referidas determinan los distintos plazos que ha de cumplir el contribuyente, los cuales pueden ser en días u horas:

  • Ejemplo de plazos en días: El artículo 40 de la Ley de Municipios determina que, los contribuyentes agraviados deberán interponer el recurso de revisión en un plazo de cinco días hábiles contados a partir de la notificación del acto o disposición que se impugna.
  • Ejemplo de plazos en horas: El artículo 53 del Plan de Arbitrios de Managua determina que, los contribuyentes deberán mostrar sus registros contables en un plazo de 48 horas después de haber sido requeridos por la autoridad competente.

 

Empero, la legislación especial vigente no determina qué días deberán entenderse como hábiles, por consiguiente, es necesario utilizar de manera supletoria los artículos 3 y 134 del Código Procesal Civil de la República de Nicaragua, a través de los cuales se establece que todos los días del año serán considerados hábiles, salvo los domingos y aquellos que por ley sean declarados inhábiles (E.g. Feriados autorizados por ley, etc.).

 

La correcta implementación de las normas jurídicas vigentes permitirá a las empresas minimizar considerablemente las contingencias fiscales, así como garantizar la defensa de sus derechos a través de los mecanismos de impugnación contemplados en la legislación nicaragüense. 

Ir arriba