Nicaragua: Aspectos claves a considerar sobre el aspecto probatorio conforme al Código Tributario

El contribuyente, en la medida que pretenda hacer valer sus derechos, o intente que se le estimen sus pretensiones o peticiones, debe en todo momento garantizar evidencia o prueba que justifique los hechos que ameriten la defensa de esos derechos o la admisión de las pretensiones. En un proceso, si el Contribuyente, al impugnar los ajustes o reparos que se le formulen, pretende que estos se revoquen porque estima que han sido determinados incorrectamente, entonces dicho Contribuyente en el ejercicio de su defensa deberá alegar hechos claramente soportados por pruebas que los justifiquen como veraces.

 

A efectos de lo anterior, nótese que el artículo 90 del Código Tributario de la República de Nicaragua, expresamente regula qué medios de prueba puede utilizar el Contribuyente para la defensa de sus derechos o para fundamentar sus peticiones o pretensiones, entre ellos situándose los siguientes: 1) La Cosa Juzgada; 2) Los documentos, debidamente certificados por notarios o funcionarios de la Administración Tributaria; 3) Confesión; 4) Dictámenes fiscales; 5) Testigos; 6) Presunciones o indicios; 7) Otros medios tecnológicos tales como grabaciones, videos, mensajes, correos, llamadas, transacciones informáticas.

 

Una vez señalado los medios probatorios que se permiten utilizar, hacemos reseña de aspectos en torno a las pruebas, que estimamos clave tener en consideración:

  • La obligación de probar frente a la Administración Tributaria, la tiene el Contribuyente. Es decir, es el Contribuyente el que debe demostrar porque tiene la razón en su defensa o en la formulación de sus peticiones.
  • Cuando una Autoridad, como Dirección General de Ingresos, emite un requerimiento de información, es imprescindible que se cumpla con proporcionar lo solicitado en un plazo máximo de 10 días hábiles(lunes-viernes), a partir del día siguiente en que le fue solicitada la información, en la forma y modo indicado.
  • La información que se aportó al proceso de fiscalización como prueba, es la que está y es la que servirá para el resto de recursos a tramitarse (Reposición, Revisión, Apelación). No es posible traer a colación, pruebas que no se aportaron anteriormente, salvo excepción de fuerza mayor o caso fortuito.
  • La importancia de aportar la prueba conforme a los requerimientos, estriba principalmente en: a) Poder utilizar esos elementos en las distintas instancias que tramitan los recursos permitidos; b) En evitar que la autoridad haga presunciones infundadas a raíz de un incumplimiento; c) En cuanto a percepción se refiere, denota seguridad y cumplimiento del Contribuyente respecto de sus obligaciones tributarias.
  • El aspecto formal es relevante para la validez de la prueba, debe cumplir con los requisitos legales; ejemplo: Toda la documentación aportada en fotocopia tiene que estar razonada y sellada debidamente por un notario público que de fe que el documento es conforme con su original.
Ir arriba