Medidas laborales en Honduras ante COVID-19

El Gobierno de Honduras ha aprobado la Ley de Auxilio al Sector Productivo y a los Trabajadores ante los Efectos de la Pandemia Provocada por el COVID 19 contenida en el Decreto 33-2020, publicado en la Gaceta No. 35,217 de fecha 3 de abril del presente año,  las cual contiene medidas laborales especificas ante la pandemia COVID-19, que se describen a continuación: 

  • Se crean mecanismos tendientes a garantizar la estabilidad laboral, así́ como el otorgamiento de una Aportación Solidaria, que asegure la supervivencia de los trabajadores y que para efecto de la presente Ley no constituye salario. 
  • Los trabajadores que sean objeto de suspensión de contrato de trabajo por causa de fuerza mayor derivada de la Emergencia Sanitaria Nacional podrán recibir una aportación solidaria temporal, misma que podrá́ ser financiada de la siguiente forma: Para los trabajadores que se encuentren afiliados al Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), con las aportaciones que al efecto realice el Estado L. 1,000.00, el Sector Privado o patrono de L. 2,000.00 y el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) L. 3,000.00. 
  • Para los trabajadores que laboren en empresas acogidas al Régimen de Zonas Libres (Maquila), con las aportaciones que al efecto realice el Estado L3,500.00 y el Sector Privado L2,500.00. 
  • En todos los casos el monto, plazo y forma de pago será́ determinado por las partes que financien la aportación solidaria temporal. 
  • Los trabajadores mantendrán el beneficio de acceso a la salud a través del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) aún y cuando estén en suspenso las aportaciones por motivo de la suspensión de labores o el período de la Emergencia Nacional.
  • Los trabajadores y patronos pueden convenir mediante acuerdo, acciones que conlleven mayores beneficios. Es entendido que dichos acuerdos, deben ser notificados inmediatamente a la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social (STSS) a través de los medios electrónicos creados para tal fin, en cumplimiento con lo establecido en el Artículo 379 del Código de Trabajo. 

Posteriormente y mediante reforma a la Ley de Auxilio al Sector Productivo y a los Trabajadores ante los Efectos de la Pandemia Provocada por el COVID 19 contenida en el Decreto 33-2020, se adicionan artículos que contienen mecanismos de alivio para la industria del Sector Turismo, emitiéndose las siguientes medidas: 

  • Para los trabajadores que no estén afiliados al Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) con aportaciones del Estado y los empleadores, quienes también podrán buscar mecanismos de financiamiento a la aportación solidaria por parte del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y del Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP) si fuese necesario. Con el fin de apoyar a los prestadores autónomos de servicios turísticos que no están contratados por una empresa, podrán fungir como la contraparte privada, las asociaciones gremiales del sector turismo o proyectos de cooperación en los destinos turísticos, haciendo el aporte solidario correspondiente al trabajador. 
  • Las empresas que ya hayan suspendido a sus empleados sin acogerse al Programa de Aportación Solidaria podrán hacer la transición de sus empleados para que éstos gocen de este beneficio. Para la aplicación de lo dispuesto en este decreto, el mecanismo para el Sector Turismo se realizará a través de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (CANATURH) y en caso de existir otros gremios se definirá por el Poder Ejecutivo. 
  • Los trabajadores acogidos al mecanismo de aportación solidaria temporal para los trabajadores del Sector Turismo y durante la duración del mismo, deben inscribirse en el Programa de Formación Turística en la Cámara Nacional de Turismo (CANATURH) y recibir los cursos de formación y capacitaciones por parte del Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP), el Instituto Hondureño de Turismo (IHT), la Cámara Nacional de Turismo (CANATURH) y otras instituciones afines al sector, previo a la reanudación de labores y normalización de operaciones del sector, entendiéndose que el trabajador está obligado a recibir la capacitación que al efecto requiera el empleador siempre y cuando el mismo le garantice el acceso a dicha formación. 

Asimismo, la referida forma también ha incluido las siguientes disposiciones:

  • Los empleadores que no se encuentren realizando ninguna operación por razón de la Emergencia del COVID-19, cuyos trabajadores se encuentran suspendidos total o parcialmente, pueden convenir mediante acuerdo, mecanismos y acciones que conlleven a brindar subsidios directos de parte de la empresa a sus trabajadores, los cuales se considerarán aportaciones solidarias, los cuales deben ser autorizados por la Inspección del Trabajo de la Secretaría de Estado en los Despachos de Trabajo y Seguridad Social (STSS) para que tengan validez, a través de los medios electrónicos creados para tal fin. 
  • Todo acuerdo, convenio o mecanismo que conlleve una aportación solidaria es deducible del Impuesto Sobre la Renta; asimismo durante el período de duración de la Emergencia Nacional no habrá recargos ni multas por concepto de cotizaciones al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) ni al Instituto Nacional de Formación Profesional (INFOP). 

A la fecha y según los datos publicados por la Secretaria de Trabajo y Seguridad Social se han acogido a la Ley 388 empresas y se han beneficiado 110,473 empleados con el pago de la Aportación Solidaria.

Ir arriba