Los Derechos de Pago Diversificados (“DPR”) como alternativa de financiamiento

Escrito por:

Mónica Arias, Ana Carolina Álvarez, Lucía Umaña y Randall Barquero

 

Los Derechos de Pago Diversificados (en adelante “DPR” por sus siglas en inglés) son una modalidad de titularización de flujos futuros, derivados de pagos internacionales de diversa naturaleza. Algunas de las fuentes de estos flujos incluyen remesas internacionales, cuentas por cobrar, pagos de tarjetas de crédito, flujos provenientes de comercio exterior, entre otras actividades transfronterizas.

 

En términos generales, la operación consiste en la venta o cesión por parte de una compañía local (en adelante “la Originadora”), de activos consistentes en flujos que se esperan serán generados en el futuro, procedentes de una actividad comercial, a favor de un vehículo o compañía de propósito especial (en adelante “SPV” por sus siglas en inglés) ubicada en el extranjero, a cambio de la inversión en valores por parte de inversionistas.

 

La SPV emite títulos de deuda cuya colocación en el mercado internacional de valores la realiza en un mercado organizado bajo una legislación que permite este tipo de transacciones, mediante el apoyo de un tercero, generalmente uno o varios bancos de inversión o entidades financieras internacionales. A su vez, estos flujos futuros proyectados, o DPR, constituyen la fuente principal de pago de la emisión así realizada. Con los fondos obtenidos de la colocación de los títulos, se genera un pago líquido a favor de la Originadora, quien los utiliza como capital para solventar necesidades de carácter comercial y/o regulatorio.

 

Este tipo de estructuras ofrecen una fuente alternativa de financiamiento, que puede tornarse especialmente relevante para compañías ubicadas en países en vías de desarrollo, pues les permite acceder a mercados internacionales de capital más desarrollados, con una nueva base de inversionistas, costos de financiamiento potencialmente menores, particularmente en las estructuras de mediano y largo plazo, entre otras ventajas; todo lo anterior bajo una estructura jurídica compleja pero de reconocida utilización y confiabilidad en los mercados internacionales, siendo utilizadas por bancos internacionales de primer orden y entidades multilaterales.

 

El elemento internacional o transfronterizo es una característica definitoria en este tipo de transacciones ya que intervienen personas físicas y jurídicas de distintas jurisdicciones. Los actores principales son generalmente seis: (i) la compañía Originadora local; (ii) uno o varios bancos de inversión que asesora a la Originadora en el diseño y estructuración de la transacción; (iii) la sociedad vehículo de propósito especial (SPV) ubicada en el extranjero que realiza la emisión de títulos valores cuyo pago se realizará mediante los DPR; (iv) los bancos internacionales corresponsales, comúnmente con domicilio en plazas financieras como Nueva York o Londres, que reciben los DPR y mediante los acuerdos de la transacción los remiten al banco fiduciario de los inversionistas para el pago de la emisión; (v) inversionistas que compran los valores emitidos, y (vi) un banco fiduciario generalmente ubicado en la misma jurisdicción que los bancos corresponsales, que recibe los fondos y efectúa los pagos periódicos a los inversionistas. La internacionalidad ayuda a mitigar los riesgos soberanos que podrían derivarse de la transacción si todas las partes estuvieran ubicadas en la misma jurisdicción.

 

En este sentido, la estructura involucra diferentes contratos regulados bajo leyes de uno o más países que establecen entre otros temas, los términos y condiciones de la venta de los DPR, la emisión de los bonos, su colocación en el mercado internacional, las condiciones de pago, etc.

 

Esta titularización de flujos futuros bajo la modalidad de DPR es una figura compleja, sujeta a diversas regulaciones no sólo contractuales, sino además de tipo regulatoria, financiera, tributaria y de mercado de valores.  Por lo anterior, es usual que en la transacción intervengan varias firmas de abogados localizadas en las diferentes jurisdicciones involucradas, con experiencia en este tipo de transacciones y sus principales retos. Consortium Legal se ha destacado por su asesoría en estas transacciones a lo largo de toda la región Centroamericana, asistiendo a bancos y compañías Originadoras, bancos de inversión, entidades multilaterales y bancos corresponsales en las distintas etapas de la transacción.

Equipo Regional

Álvaro Castellanos

acastellanos@consortiumlegal.com

Guatemala

Oscar Samour

osamour@consortiumlegal.com

El Salvador

José Ramón Paz Morales

josepaz@consortiumlegal.com

Honduras

Rodrigo Taboada

rtaboada@consortiumlegal.com

Nicaragua

Mario Quesada B.

mquesada@consortiumlegal.com

Costa Rica

Ir arriba