Guatemala: Reflexiones sobre el “Reglamento del Convenio 175 de la OIT sobre el Trabajo a Tiempo Parcial”

Escrito por Federico Zelada

 

El día de ayer, 15 de julio, la Corte de Constitucionalidad declaró improcedente las acciones de inconstitucionalidad que se habían planteado en contra del “Reglamento del Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo -OIT-, sobre el trabajo a tiempo parcial”, los motivos sobre los cuales se fundaban esas acciones de inconstitucionalidad, más bien formales, fueron desestimados por la Corte de Constitucionalidad al considerar que el principio de buena fe que rige el derecho internacional público y el propio proceso de ratificación de los convenios internacionales viabilizaban a que fuera el Ministerio de Trabajo y Previsión Social quien reglamentara el trabajo a tiempo parcial.

 

Sin entrar al fondo de lo resuelto por la Corte de Constitucionalidad, resulta ser que al día de hoy podemos afirmar que el Trabajo a Tiempo Parcial en Guatemala es una realidad y resulta importante conocer, al menos de forma general, el contenido de la normativa que había sido suspendida como parte de las acciones de inconstitucionalidad antes referidas.

 

El Reglamento del Convenio 175 de la Organización Internacional del Trabajo, mantiene en buena medida una concordancia con el convenio de la organización internacional del trabajo y se asienta sobre los conceptos de trabajador a tiempo parcial (aquella persona que labora una jornada inferior a la jornada ordinaria de trabajo) y de trabajador a tiempo completo en situación comparable, que sirve como marco referencial para determinar las condiciones de contratación de los trabajadores a tiempo parcial.

 

Es importante destacar que el reglamento, establece la obligación de sujetar a los trabajadores a tiempo parcial a una jornada determinada, siendo que en caso de que laboren más allá de esa jornada deberán percibir una compensación extraordinaria tal y como sucede con los trabajadores a tiempo completo. Por otro lado, el reglamento establece que los trabajadores a tiempo parcial tienen el derecho de percibir “proporcionalmente” todas las prestaciones establecidas en favor de los trabajadores a tiempo completo, pero sin entrar a desarrollar a detalle temas como las vacaciones, las licencias y otros que podrían en algún caso generar dudas sobre la forma en que deben aplicarse a los trabajadores a tiempo parcial. En todo caso, se debe recordar que, en caso de duda sobre el alcance de una disposición laboral, se debe favorecer aquella interpretación más beneficiosa para los trabajadores y sobre todo que en esta temática juega un rol preponderante el tema de la proporcionalidad y la equidad respecto a trabajadores a tiempo completo en una situación comparable.

 

Si bien la reglamentación emitida por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social en muchos casos resulta bastante general, es importante que se considere que la Organización Internacional del Trabajo a través del convenio 175 y la recomendación sobre el trabajo a tiempo parcial da directrices muy claras y oportunas que deben servir como criterios interpretativos.

Ir arriba