Guatemala: Forma correcta de calcular las horas extras

Escrito por:

Federico Zelada

 

Recientemente me realizaron una consulta sobre la forma correcta de pagar las horas extras. Al igual que en otro tipo de pagos que deben realizarse a los trabajadores en Guatemala, existe una práctica errónea con relación al calculo del salario que debe pagarse a los trabajadores cuando ejecutan labores fuera de su jornada ordinaria de trabajo, comúnmente este error se repite basado en la falsa creencia sobre que el trabajo extraordinario que se ejecuta en días de asueto y días festivos debe remunerarse con el doble del salario, esto es una práctica equivocada y que además no toma en cuenta lo que realmente la legislación establece al respecto.

 

El primer punto que quiero desarrollar en estas breves líneas es que se habla de jornada extraordinaria, cuando el trabajador es requerido por el patrono para ejecutar labores fuera de los limites de la jornada ordinaria o del horario que contractualmente se hubiere pactado. La forma en que la legislación define la jornada extraordinaria es muy particular en el caso de Guatemala, pues marca dos tipos de parámetros, uno legal, los limites de las jornadas establecidos en la ley, pero primordialmente sujeta al limite contractual.

 

Es decir que, si un patrono contrata a un trabajador para que le preste servicios en jornada diurna, en un horario que comprende 6 horas diarias, si eventualmente requiere al trabajador para que labore más allá de esas seis horas, deberá cancelar el salario extraordinario aún y cuando no se haya agotado el limite máximo de 8 horas diarias de trabajo previsto en la legislación como limite a la jornada diurna. Este mismo concepto aplica para los trabajadores contratados a tiempo parcial, respecto de los cuales se entiende como jornada extraordinaria todo aquello que ejecutan fuera de los limites horarios pactados con su patrono, aunque debo decir que este tipo de contrato puede tener distintas variables e inclusive puede ser objeto de un pacto en el que no exista un horario específico.

 

Habiendo aclarado el punto anterior, conviene ahora explicar que la jornada extraordinaria debe ser remunerada con un incremento del 50% con relación al salario ordinario. Es decir que el trabajo ejecutado en jornada extraordinaria debe ser pagado a razón de 1.5 veces el salario ordinario. Muchas veces me suelen preguntar sobre si para calcular el salario extraordinario se deben incluir las bonificaciones, mi respuesta a esta inquietud es que hay que saber distinguir lo que remunera cada tipo de salario, en ese sentido para calcular la jornada extraordinaria sólo deben tomarse en cuenta los salarios que remuneran al trabajador en función del tiempo invertido en la prestación de sus servicios y no así otro tipo de salarios.  

 

En el caso del tiempo extraordinario pagado por labores ejecutadas en días de asueto o días de descanso semanal, conforme al artículo 128 del Código de Trabajo, el patrono debe remunerar ese día de asueto y además pagar el tiempo trabajado como jornada extraordinaria. De esa cuenta resulta que si un trabajador labora de forma completa un día de asueto o un día de descanso semanal deberá recibir un salario equivalente a 2.5 veces el salario ordinario (1 salario por el asueto o descanso y la remuneración extraordinaria del tiempo trabajador 1.5). Es importante recordar que para laborar en días de asueto y de descanso semanal se debe contar con una autorización emitida por el Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

 

Por último, quisiera compartir que la jornada extraordinaria no incide en el calculo del Aguinaldo y el Bono 14, pero si debe tomarse en cuenta en el salario base de calculo de la indemnización. Espero que estas líneas hayan sido de utilidad.

Ir arriba