El Salvador: Sistemas de pago adelantado del Impuesto sobre la Renta

Escrito por:

Verónica Tadeo

 

El pago anticipado, puede entenderse como: “…el realizado antes del acaecimiento del hecho generador que constituye el hecho futuro e incierto del cual depende la fuerza jurídica de la obligación” (Giulani Fonrouge y Susana Navarrine, en la obra “Procedimiento Tributario”, Editorial de Palma, página 159).

 

De tal manera, que el legislador permite la realización de anticipos de pago a efectos del Impuesto sobre la Renta, en consideración a que  al liquidarse dicho tributo por ejercicios anuales, resultaría al contribuyente muy gravoso cancelar al Fisco de una sola vez el total del importe del Impuesto causado durante todo el ejercicio, y a través de la modalidad anticipada sobre los pagos efectuados, el sujeto tiene la potestad de incorporarlos a su declaración tributaria del ejercicio y acreditarlos a la obligación sustantiva que resulte de la liquidación practicada.

 

Conforme a nuestro ordenamiento jurídico tributario, los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta, se encuentran supeditados a dos modalidades de pago adelantado. La primera de ellas la constituye el Sistema de Retención en la Fuente y la segunda, el Sistema de Pago o Anticipo a Cuenta, ambas modalidades tienen como finalidad efectuar un anticipo del Impuesto sobre la Renta.

 

La aplicación de las referidas modalidades de pago adelantado a un ingreso determinado es de carácter excluyente y no de índole discrecional; es decir, éstas no pueden ser aplicadas de manera simultánea sobre un mismo ingreso, lo anterior para evitar que se duplique el pago adelantado de los mismos; por lo que no queda a elección preferencial de sus obligados, la aplicación de los referidos sistemas de recaudación anticipada,  sino dependerá si las circunstancias de los hechos económicos suscitados que conllevan hacia la ejecución de uno u otro sistema. En ese sentido, se procederá a aplicar dichos sistemas como a continuación se expresa:

 

El Sistema de Retención en la fuente, resultará aplicable en aquellos casos en los que la ley expresamente lo prevé, un ejemplo sería la retención establecida en el Art. 156 del Código Tributario, que prescribe la retención por prestación de servicios prestados por una persona natural que no tiene relación de dependencia laboral, respecto de la cual debe practicarse la retención del 10% del Impuesto sobre la Renta. Las operaciones sujetas a dicha modalidad se encuentran comprendidas del Art. 155 al 160 del Código Tributario y Arts. 64, 72 al 74-A de la Ley de Impuesto sobre la Renta.

 

 

Sistema de Recaudación del Pago o Anticipo a Cuenta constituye una modalidad de pago anticipado del Impuesto sobre la Renta, tal como lo estipula el inciso primero del Art. 73 del Código Tributario, pero la autoliquidación definitiva del Impuesto sobre la Renta, al cual se vincula el pago a cuenta, se realiza al vencimiento del respectivo ejercicio de imposición, en el plazo, con los requisitos, base y forma de determinación que establece la ley, y en dicha liquidación definitiva, deben realizarse los ajustes que correspondan por pagos de más o de menos de pago a cuenta, en relación con el tributo que realmente corresponde pagar al final del ejercicio. Lo anterior con base a lo dispuesto en el segundo inciso del aludido Art. 73, dicha obligación recae por exclusión, sobre aquellos ingresos que no se encuentran sometidos a la modalidad de retención en la fuente. Por otra parte, el Art. 151 establece como sujetos excluidos del Sistema de Anticipo o Pago a Cuenta a los que se dediquen exclusivamente a actividades agrícolas y ganaderas.

 

En conclusión, para la aplicación de uno u otro Sistema deberá observar los parámetros legales expuestos y que se encuentran estipulados en el Código Tributario, ya que como anteriormente se ha dicho la aplicación de los mismos no es de índole discrecional.

Ir arriba