El Salvador: Ley de regulación del teletrabajo

Escrito por:

Norma Urbina y Carlos Rodríguez

 

Aprobada por la Asamblea Legislativa y publicada en el Diario Oficial Nª123 Tomo Nª427 en fecha 16 de junio del presente año, con una vigencia contada a partir de ocho días después de su publicación en el Diario Oficial.

 

La Ley tiene como objeto promover, armonizar, regular e implementar el teletrabajo como un instrumento para la generación de empleo y modernización, aplicado a las relaciones de trabajo derivadas de cualquier vínculo laboral entre empleador y trabajador, en las instituciones públicas, privadas, autónomas y municipalidades.

 

Y el aprovechamiento de las tecnologías de la información y comunicación en la prestación de los servicios al público y a la población en general, el aumento de la productividad, eficiencia y transparencia en el uso de los fondos públicos, disminución del gasto, reducción del consumo de energía eléctrica, combustible, alquileres y otros.

 

A continuación se realiza un breve resumen de los puntos más relevantes de dicha Ley:

 

Cada institución pública o privada y municipalidades adoptarán las medidas y procedimientos que estimen necesarios para desarrollar programas de teletrabajo en el contexto de su estrategia de modernización de la gestión pública, sin afectar los derechos, garantías, beneficios y prestaciones que reciben los trabajadores en virtud de las leyes.

 

 

  • MODALIDADES DEL TELETRABAJO:

 

  • DE ACUERDO AL LUGAR DONDE DESEMPEÑAN LABORES:
      • TELETRABAJO EN DOMICILIO Se refiere al ejecutado en el propio hogar del trabajador.
      • TELETRABAJO EN CENTROS DE TRABAJO TELECENTROS: se refiere al ejecutado en un centro específicamente diseñado para el desarrollo del trabajo.
      • TELETRABAJO MOVIL O ITINERANTE: el trabajador tiene una movilidad permanente, dispone de un equipo telemático portátil que le permite desempeñar su actividad en cualquier lugar.
      • TELETRABAJO ALTERNADO: en el que los trabajadores solo trabajan en su hogar o en un telecentro, ciertos días de la semana y el resto de la jornada laboral lo hacen presencialmente.
  • DE ACUERDO A LA FORMA DE COMUNICACIÓN PACTADA EN LA RELACION LABORAL:
      • Teletrabajo conectado: El teletrabajador se encuentra permanentemente conectado y sujeto a cualquier forma de control de parte del empleador, dentro de la jornada ordinaria de trabajo establecida en el contrato individual de trabajo.
      • Teletrabajo desconectado: El teletrabajador presta sus servicios conectándose a los sistemas tecnológicos del empleador; sin embargo, su comunicación con la empresa no es permanente, ni constante, pero deberá presentar un informe final de su jornada conforme a los resultados previamente acordados, respetándose la jornada ordinaria de trabajo.

 

El Capítulo II contiene las Regulaciones Especiales del Teletrabajo en el Sector Privado:

 

La implementación del teletrabajo es estrictamente voluntaria, debe existir un acuerdo por escrito entre las partes, deberá suscribir un contrato de teletrabajo o en caso exista una relación laboral regulada previamente por un contrato suscrito se debe de realizar una adenda del mismo, estableciéndose como requisitos mínimos los siguientes:

 

a) La dirección exacta del lugar o lugares en que se desarrollarán las labores, debiendo el empleador autorizarlos.

b) Determinación de las principales tareas a realizar.

c) Especificación de los equipos, programas, soportes, plataformas y demás implementos informáticos que proporcionará el empleador o el teletrabajador según lo convengan.

d) Establecer mecanismos de evaluación que permitan identificar el cumplimiento de horarios de trabajo, metas y eficiencia en el desempeño. (Este aspecto es de especial importancia y se sugiere revisar en las empresas que opten por esta modalidad; ya que  estos mecanismos medirán el desempeño del trabajador y  de ellos se extraerán las pruebas en caso de cometerse infracciones de parte del trabajador).

e) Condiciones de seguridad de la información, protección de datos y confidencialidad que el teletrabajador deberá aceptar por escrito y de forma expresa.

 

Los requisitos antes mencionados deberán establecerse de igual manera en los contratos de teletrabajo.

 

La firma de la adenda en ningún caso implica la pérdida de derechos, garantías y prestaciones sociales del teletrabajador en virtud de su antigüedad. Dicha adenda deberá remitirse a la Dirección General de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

 

  • La ley contempla obligaciones para los empleadores, además de las previstas en el Código de Trabajo, entre ellas podemos mencionar: 
    • Reconocer el salario al teletrabajador. Proveer al teletrabajador los equipos, conexiones, herramientas necesarias e indispensables para ejecutar sus labores. En caso el teletrabajador voluntariamente proporcione su equipo de trabajo debe de ser compensado por el empleador por su depreciación.
    • Si las labores se desarrollan en el domicilio del teletrabajador, éste deberá acondicionar un espacio físico según la normativa de seguridad e higiene ocupacional respectiva, corresponderá al empleador garantizar la seguridad y salud ocupacional del teletrabajador.
    • Será de cuenta del patrono los costos que implique el funcionamiento de los equipos tecnológicos, que se utilicen para el funcionamiento del teletrabajo, incluyendo un subsidio en el pago de los servicios de energía eléctrica, internet de manera proporcional para el desarrollo de las labores.
    • Establecer políticas de sobre las condiciones de teletrabajo, que serán del conocimiento de los trabajadores y cuyos requisitos serán desarrollados en el Reglamento de la Ley.
  • Como obligaciones de los teletrabajadores, además de las obligaciones y prohibiciones previstas en el Código de Trabajo, podemos mencionar:
    • Mantenerse a disposición del empleador durante la jornada de trabajo y en el horario de labores establecido en el contrato.
    • Conservar y restituir en buen estado los equipos, herramientas, programas, aparatos, dispositivos, plataformas u otros mecanismos que le hubiere entregado el empleador.
    • Cuando el equipo sea provisto por el empleador, el teletrabajador deberá facilitar el equipo cuando sea requerido.
  • DERECHO DE ESTABILIDAD LABORAL

Los trabajadores que realicen su trabajo en las instalaciones del empleador, y pasen a la modalidad de teletrabajo tendrán un período de treinta días para solicitar su regreso a la modalidad presencial, y el empleador deberá acceder a lo solicitado.

  • IGUALDAD DE DERECHOS

Las personas empleadas bajo la modalidad del teletrabajo tienen los mismos derechos individuales y colectivos que los trabajadores presenciales.

Mientras que en el Capítulo III se regula el Teletrabajo en el Sector Público y Municipalidades:

Determinando que cada institución y municipalidades adoptará las medidas y procedimientos que estime necesarios, para desarrollar programas de teletrabajo, es voluntaria por parte del servidor público.

Cada institución tiene la obligación de suministrar equipos de trabajo, salvo que voluntariamente el teletrabajador ofrezca equipos de su propiedad, en cuyo caso será compensado por el empleador por su depreciación.

Tanto en el sector público como privado el teletrabajo no afecta los derechos que reciben los trabajadores, y corresponde a la institución o municipalidad verificar las condiciones de salud y seguridad ocupacional.

La incorporación a la modalidad de teletrabajo es voluntaria por parte del servidor público.

Los derechos, deberes y prohibiciones de los empleados públicos contratados bajo esta modalidad, estarán regulados por:

  • la Ley de Servicio Civil,
  • la Ley de la Carrera Administrativa Municipal y
  • demás leyes aplicables a cada institución, inclusive la Ley del Seguro Social, la Ley la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Reglamentos, Contratos Colectivos de Trabajo y demás fuentes de obligaciones laborales
  • CREACION DEL REGISTRO DE EMPLEADORES DE TELETRABAJO

La ley ordena la creación de un Registro de Empleadores de la modalidad de Teletrabajo y de los intermediarios que estos utilicen, como una dependencia del Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

  • EXCEPCION DE LA FIRMA DE LA ADENDA
  • En caso de emergencia nacional, calamidad pública, régimen de excepción o suspensión de derechos constitucionales y desastres, declarada por autoridad competente, se omitirá a la firma de la adenda.
  • Por último la Ley manifiesta que no será aplicable al trabajo realizado por los trabajadores en sus hogares a favor del empleador, durante la vigencia del Estado de Emergencia Nacional de la Pandemia por COVID-19.
Ir arriba