El Salvador: ACTUALIZACIÓN: ¿Cómo afecta la pandemia declarada por la OMS la cobertura de mis pólizas de seguro?

Escrito por:
Socio, Diego Martín 
dmartin@consortiumlegal.com
Consortium Legal – El Salvador

El pasado 12 de marzo publicamos el artículo en referencia, explicando a ese día la afectación que podrían tener las pólizas de seguro en El Salvador respecto de la declaratoria de pandemia hecha por la OMS respecto del COVID-19.

El artículo indicado se refería a las exclusiones expresas que una compañía aseguradora incluía en la mayoría de sus pólizas, en la parte de condiciones generales, siendo un texto igual o muy similar al siguiente:

“”””Por epidemias declaradas por el Ministerio de Salud o bien de la entidad homóloga en cualquier otro país donde el Asegurado se encuentre”””

Dicha exclusión podría no aplicar si existiera un anexo específico que la dejara sin efecto, pero para el caso, tomaremos en consideración que en su generalidad, tal anexo no ha sido negociado con la mayoría de los asegurados.

En tal sentido, basado en esta simple exclusión, los gastos médicos derivados de enfermarse por el virus COVID-19 podría dar lugar a que la aseguradora no cubra el evento acaecido, amparándose en dicha exclusión y en la situación que actualmente ocurre a nivel mundial.

Desde el 12 de marzo muchas cosas han ido cambiando, muchas hora por hora inclusive, por lo que el artículo publicado entonces puede no aplicarse a la situación actual del país. Este mismo artículo podría ya no ser aplicable en cuestión de las próximas 24 horas, precisamente por la vertiginosa velocidad con que las cosas están dándose. Tome en consideración lo anterior al leerlo.

En fin, a continuación les informamos los cambios que han ocurrido desde la publicación del primer artículo en este tema, a la fecha:

  • Algunas compañías aseguradoras han hecho pública su intención de no aplicar la cláusula de exclusión a epidemias, respecto del COVID-19, como parte de su responsabilidad social empresarial, garantizando a sus asegurados la cobertura. Recomendamos contactar con su corredor de seguros o empresa aseguradora para conocer su particular situación.
  • El presidente retiró los decretos ejecutivos 12 y 14, por no estar apegados a sus facultades, y solamente dejó vigente el decreto ejecutivo No. 13 que nada indicaba sobre un estado de emergencia, por ser exclusiva facultad de la asamblea legislativa decretarla.
  • El viernes 13 de marzo el presidente elevó a alerta roja la situación del país y solicitó a la asamblea legislativa decretar, por una parte el estado de emergencia, y por otro lado un estado de excepción donde se limitaran ciertos derechos constitucionales.
  • El sábado 14 de marzo la asamblea legislativa aprobó decretar dicho estado de emergencia nacional.
  • Ante el decreto de estado de emergencia que se emitió finalmente por la asamblea legislativa, e incluso previo a ello, todos los hospitales privados venían diseñando un protocolo de atención y manejo de pacientes basado en estándares internacionales y en coordinación con el Ministerio de Salud (MINSAL). Basado en esos protocolos acordados con la autoridad facultada en El Salvador para definirlos, un hospital que reciba un paciente con nexo epidemiológico y sospecha de COVID-19 procederá así:
  1. Llamará al Sistema de Emergencias Médicas (SEM), entidad encargada de dar seguimiento a la evaluación, confirmación de diagnóstico y seguimiento del caso;
  2. Bajo los lineamientos del MINSAL, NINGUNA institución de salud privada está autorizada a dar tratamiento por ingreso hospitalario o ambulatorio a un paciente con diagnóstico confirmado de COVID-19
  3. Por lo anterior, será el MINSAL quién definirá el internamiento de dicho paciente, así como el manejo de su cuarentena.
  1. Por el momento no se ha definido un hospital del sistema público para la atención de estos casos, aunque el órgano ejecutivo está trabajando en adecuar las instalaciones del Centro Internacional de Ferias y Convenciones para tales efectos.
  • Finalmente, a la fecha no existen casos confirmados de COVID-19 en el país, y tampoco se ha decretado por el MINSAL la epidemia a nivel nacional. En El Salvador, la OMS no es la autoridad facultada para declarar una epidemia. Conforme el Código de Salud, es el Órgano Ejecutivo en el Ramo de la Salud Pública (el MINSAL), quién tiene la facultad para poder declarar zona epidémica sujeta a control sanitario, cualquier porción del territorio nacional que dicho Órgano designe y adoptará las medidas extraordinarias que éste aconseje y por el tiempo que la misma señale, para prevenir el peligro, combatir el daño y evitar su propagación (Art. 139 Código de Salud). Tal declaratoria debe hacerse por medio de decreto ejecutivo. Una simple declaración verbal de una autoridad en materia de salud, o del Presidente mismo no es suficiente para ello.

En conclusión, a este momento, toda compañía aseguradora tendría la obligación de dar cobertura al asegurado por esta enfermedad, pero siendo que de llegar a darse, no pasaría al sistema privado de salud, los reclamos por la misma podrían reducirse a aquellos insumos y medicamentos que el asegurado deba obtener por su cuenta para su propia atención médica en el sector público, en aquellos casos donde por escasez de recursos médicos en el sector público, el paciente se vea en la obligación de adquirir dichos insumos y medicamentos para su tratamiento.

Por ello, es importante conocer bien los derechos, obligaciones, coberturas y exclusiones que emanan de nuestras pólizas de seguro, y tanto asegurado como asegurador deben procurar actuar de buena fe, que es uno de los principios más importantes de la relación de las partes en el contrato de seguro. Lo que implica este principio de buena fe es que las partes deben actuar siempre con rectitud, lealtad, corrección y exactitud. Esto es, mostrar un modo de comportamiento o una regla de conducta que se basa en la seguridad, confianza y colaboración entre las partes tanto en la configuración inicial del contrato como en el fiel cumplimiento de las obligaciones que nace de éste.

Es importante conocer también, el estado actual de una declaratoria de epidemia por la autoridad competente, para determinar con plena convicción, si una póliza de seguro que tenga la exclusión que hemos referido antes, cubriría o no el ocurrimiento del siniestro, esto es, el reembolso de los gastos médicos derivados de enfermarse por el virus COVID-19.

Para más información, puede contactarnos al correo dmartin@consortiumlegal.com, o a través de nuestras redes sociales.

Ir arriba