Guatemala: El rol del abogado en la estrategia de defensa fiscal

Escrito por:

David Erales

 

El artículo 135 inciso d) de la Constitución Política de la República de Guatemala establece la obligación de todos de pagar impuestos, siempre que se hagan y exijan de conformidad con la ley. Por su parte, es la Superintendencia de Administración Tributaria, el ente estatal quien debe velar por el cumplimiento de las leyes tributarias, el correcto pago de los impuestos y su recaudación.

 

En muchos casos la SAT, en el ejercicio de dichas funciones, formula ajustes a los contribuyentes. Algunos de estos se dan por interpretaciones arbitrarias, analógicas o sin fundamento legal, con la única intención de mejorar la recaudación fiscal. Es en estos casos, los contribuyentes se ven obligados a invertir grandes cantidades de dinero para defenderse y así evitar realizar un pago de impuestos que legalmente no deben, más las multas e intereses que se causen por el tiempo que transcurra la disputa fiscal con la SAT.

 

En consecuencia, todo empresario debe conocer qué es lo que se debe hacer para defenderse ante un potencial ajuste, mejor aún, cómo evitarlo. Es acá donde la estrategia juega un rol esencial en la defensa fiscal. La estrategia se materializa mediante aquella serie de actos legales, debidamente meditados e intencionales, que tienen como fin determinado evitar o desvanecer, en su caso, un potencial ajuste. Esta estrategia en todo momento debe ser legal y con ello evitar potenciales consecuencias para el empresario.

 

Toda estrategia debe comenzar con el empresario, quien desde el inicio de sus operaciones debe asesorarse sobre sus derechos y obligaciones que su actividad comercial genera. Es importante para los contribuyentes entender qué impuestos deben pagar, cómo y cuándo lo deben hacer. Lo anterior suele darse por medio de una asesoría contable y financiera. Contar en la empresa con un buen contador y una buena auditoria, es esencial para una buena estrategia fiscal.

 

Adicionalmente, resulta recomendable asesorarse de abogados expertos en tributación y litigio tributario, puesto que, estos no solo conocen bien las leyes tributarias, sino que, además, cuentan con el conocimiento de cómo se han resuelto casos similares ante los Tribunales de Justicia. El conocimiento brindado por un abogado experto en la materia da la posibilidad de tener la previsibilidad de cuál podría ser el desenlace de una disputa de índole fiscal, permitiendo a los empresarios, llevar a cabo aquellos actos necesarios y acordes a la ley, que eviten el pleito fiscal. Dicha asesoría legal tributaria a su vez permite tomar decisiones debidamente informadas, en las que se corrijan determinadas circunstancias que, ya sea, eviten el pleito fiscal o, por lo menos, habiliten una adecuada defensa durante el procedimiento administrativo para buscar desvanecer el ajuste.

 

Es usual encontrar contribuyentes con disputas de índole tributaria, en las que, de forma reiterada y continua, por un mismo asunto, se le formulan ajustes. Lo anterior conlleva a que deban pagar grandes cantidades de dinero en su defensa. En esos casos adquiere mayor relevancia el acompañamiento de un abogado experto en tributación, pues a través del análisis legal de la operación comercial, se puede establecer la estrategia legal correspondiente, en la que se realicen las recomendaciones legales necesarias para evitar nuevos ajustes o, en su caso, corregir determinadas cuestiones, que a la larga permitan la debida defensa fiscal y, por ende, la resolución del conflicto tributario.

 

En conclusión, lo primero que se necesita para una defensa fiscal exitosa es contar con una estrategia fiscal, la cual debe estar acompañada por la asesoría de abogados expertos, quienes, en todo caso, conocen los impuestos y son quienes cuentan con los conocimientos legales y jurisprudenciales, que al final de cuentas son las herramientas indispensables para defender los derechos de los empresarios ante la SAT y los Tribunales de Justicia.

Ir arriba