Requisitos fiscales en la implementación de políticas comerciales de descuentos, rebajas y bonificaciones en Nicaragua

En términos generales, la mayoría de las empresas dedicadas a la comercialización de bienes y prestación de servicios implementan, dentro de sus políticas de ventas, estrategias comerciales que les permitan ofrecer mejores precios o incentivos para captar o fidelizar a sus clientes, puesto que, esto les permite posicionarse mejor en el mercado y competir con las otras empresas del sector, así como incrementar su volumen de ventas y en consecuencia, promover una rápida rotación de sus productos.

No obstante, pese a que esta es una práctica comercial utilizada por muchas empresas en distintos mercados, es importante notar que la aplicación de descuentos, rebajas y bonificaciones están debidamente regulados en la legislación fiscal nicaragüense, por lo que, deben cumplirse una serie de requisitos legales que son indispensables para la correcta aplicación de estos. La aplicación de estos requisitos fiscales es exigible para todos los contribuyentes que hagan uso de este beneficio y varían en dependencia del tipo de estrategia utilizada (descuento, rebaja o bonificación). Por lo tanto, la omisión de uno de ellos puede implicar que los montos otorgados en concepto de descuentos estén sujetos al Impuesto sobre la Renta y al Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como que no sean considerados deducibles para efectos del Impuesto sobre la Renta (IR).  

En virtud de lo anterior, en la práctica es común observar, durante los procesos de fiscalización efectuados por la Dirección General de Ingresos (DGI), que se efectúen ajustes al Impuesto sobre la Renta (IR) y al Impuesto al Valor Agregado (IVA) por incumplimiento de todos o parte de los requisitos fiscales establecidos en la Ley No. 822 “Ley de Concertación Tributaria de la República de Nicaragua”, sus reformas y reglamento. Lo anterior podría implicar pérdidas económicas sustanciales para la empresa y afectar sus estrategias comerciales de ventas y prestación de servicios de manera significativa.

De conformidad con lo antes expresado, es indispensable que antes de promover estrategias comerciales de venta y prestación de servicios que involucren descuentos, rebajas y/o bonificaciones, las empresas se asesoren para conocer las distintas regulaciones fiscales aplicables y garantizar el cumplimiento de los requisitos establecidos en la ley, así como prever los efectos tributarios de estas políticas comerciales, con la finalidad de mitigar las posibles contingencias fiscales en sus ingresos declarados por ventas y prestación de servicios, costos y gastos deducibles asociados a su actividad económica para efectos del Impuesto sobre la Renta (IR), y en lo concerniente a la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en su calidad de Responsable Recaudador.