La regla de complementariedad en los submotivos de Aplicación Indebida de Ley y Violación de Ley por Omisión dentro del recurso de casación.

Parte I

En Guatemala, el recurso extraordinario de casación es tramitado y resuelto por la Corte Suprema de Justicia, Cámara Civil. Este recurso tiene como objeto, entre otros, determinar la aplicación correcta de la ley por parte de los diversos tribunales de la República. Lo anterior sirve como garantía de seguridad y certeza jurídica a los gobernados de que determinada controversia judicial se dirimirá de acuerdo con la ley. Así mismo, tiene la peculiar función de unificación de la interpretación de las leyes, es decir, a través de la casación la Corte Suprema de Justicia se unifican los criterios legales que deben aplicar los tribunales al momento de resolver asuntos similares.

Este recurso tiene distintos casos de procedencia, entre ellos, los motivos de fondo, en los cuales se impugna el fallo por las consideraciones que, sobre el objeto del asunto hizo el tribunal y, la elección de las normas que aplicó para el efecto, pudiéndose en todo caso cuestionar que la norma utilizada para resolver no era la adecuada (aplicación indebida de ley) lo que implica que el tribunal, al analizar el caso, dejó de aplicar la norma que sí resulta idónea para tal solución (violación de ley por omisión).

La Corte Suprema de Justicia, Cámara Civil, al resolver los submotivos de Aplicación Indebida de Ley y Violación de Ley por Omisión, tiene la potestad de establecer qué leyes son las que resultan idóneas para resolver determinadas controversias, con el objetivo de que, a través de sus fallos, cualquier persona conozca y comprenda cuáles fueron las consideraciones que dicha corte tomó en cuenta para establecer o fijar su postura en cuanto a su aplicación. Lo anterior tiene especial relevancia en disputas de carácter tributario, debido a que muchas veces la discusión que surge entre la Superintendencia de Administración Tributaria y los contribuyentes consiste en determinar qué norma legal resulta aplicable en la controversia, siendo necesaria la intervención de un órgano judicial para su solución.

De esa cuenta, la Corte Suprema de Justicia, Cámara Civil, para poder establecer cuál norma resulta idónea aplicar para la solución de una controversia, ha generado una doctrina legal en cuanto a lo siguiente: cuando se alega el submotivo de Violación de Ley por Inaplicación, se debe complementar la tesis con la indicación de la norma que en todo caso se aplicó indebidamente. Dicha doctrina legal se encuentra contenida, entre otros, dentro de las sentencias de casación dictada dentro de los expedientes 4-2017, 20-2017, 120-2017, 306-2022, 10-2022 y 239-2020.

Comentarios con relación al principio de complementariedad de las tesis de los submotivos.

En relación con la doctrina legal que desarrolla la complementariedad que existe entre ambos submotivos, dicha regla resulta razonable debido a que:

    • El 147 inciso d) de la Ley del Organismo Judicial, Decreto 2-89 del Congreso de la República exige que, en la sentencia, el juez o tribunal que la dicte haga un análisis razonado de las leyes sobre las cuales se apoye lo resuelto. Dicho en palabras sencillas, el tribunal, al dictar sentencia, debe analizar y razonar porqué, para resolver la controversia, aplica determinada ley, es decir, toda sentencia debe contar con un fundamento legal sobre el cual se emitió el fallo.
    • Lo anterior apareja como efecto que, si la parte que se considera agraviada con lo resuelto recurre la sentencia bajo la estimación que la norma que se aplicó no era la adecuada para la solución del conflicto, ello implica que, a su decir, al resolver se dejó de aplicar la norma que era la idónea para la solución del conflicto.

De tal manera, resulta lógico pensar que, para que la Corte Suprema de Justicia, Cámara Civil, pueda establecer cuál era la norma idónea para la solución de la controversia, el recurrente le debe exponer las razones por las cuales considera que la norma que se utilizó no era la adecuada y, en su caso, también explicar por qué la norma que estima omitida es la correcta para la resolución de la disputa. A raíz de esto, dicha corte al analizar el caso podrá, luego de estudiar ambas normas, discernir cuál es la que resulta idónea para la solución de la disputa. No lo podría hacer sólo conociendo el por qué se dice que la norma no es la idónea, sin conocer, cuál norma, en su caso, debería de haberse aplicado, puesto que, insisto, no podría existir un fallo sin fundamento legal.

En caso de requerir más información acerca de este tema, no dude en contactarnos al contact@consortiumlegal.com.