Obligación de estudio de precios de transferencia en Nicaragua

Los precios de transferencia se refieren a aquellos montos fijados entre partes relacionadas para la transmisión de bienes tangibles e intangibles o servicios. El principio rector de estos es el “Principio de Libre Competencia”, esto significa que los precios pactados entre partes relacionados no pueden diferir de aquellos pactados por empresas independientes en operaciones y circunstancias similares.

El ordenamiento jurídico nicaragüense regula los precios de transferencia en la Ley de Concertación Tributaria, siendo aplicable en aquellas operaciones efectuadas entre partes relacionadas residentes y no residentes, incluyendo a las empresas que operan bajo el régimen especial de zona franca. Existen varios criterios por medio de los cuales se determina si se tratan de empresas relacionadas, tales como:

    1. La participación accionaria común;
    2. Derechos de voto;
    3. Capacidad de decisión sobre las empresas;
    4. Relaciones de parentesco;
    5. Asociación empresarial.

Es importante destacar que la legislación fiscal vigente establece la obligación a los contribuyentes de contar con la información, documentos y análisis suficientes para valorar sus operaciones con partes relacionadas al momento de la presentación de su declaración anual del impuesto sobre la renta. En este sentido, la Dirección General de Ingresos (DGI) podrá solicitar en cualquier momento a los contribuyentes su estudio actualizado de precios de transferencias y todos los documentos soporte relacionados con las transacciones con sus empresas relacionadas; en caso de no cumplir con esto, el contribuyente se estará exponiendo a sanciones y reparos fiscales, por lo que, es importante revisar la disponibilidad de esta información y documentación, así como la vigencia de los estudios de precios de transferencia.