La inteligencia artificial en la industria de la moda

La inteligencia artificial (IA), nos permite realizar diversas tareas de forma automática, efectiva, segura, cómoda y rápida.

El uso de esta ha revolucionado a diversas empresas, lo cual está generando ciertas inquietudes para poder determinar si las leyes de Propiedad Intelectual en El Salvador ofrecen una adecuada protección legal en obras creadas por medio de la IA.

En lo que respecta a la industria de la moda, esta evoluciona de forma acelerada y el uso de Inteligencia Artificial, la búsqueda de mejora continua y la eficiencia en los procesos productivos representan enormes desafíos y beneficios para las empresas.  

 Beneficios del uso de Inteligencia Artificial.

    • Moda sostenible: La introducción de nuevas tecnologías en los procesos de producción de prendas de vestir ha dado lugar a “procesos productivos más limpios” tales como reciclar plástico de mares y ríos. Esto da lugar a una adecuada protección del medio ambiente y evita la destrucción del ecosistema marítimo.
    • Imágenes generadas por el ordenador tales como modelos e influencers: Las imágenes generadas por ordenador permite la producción de modelos e influencers virtuales en Instagram.
    • Computer-Generated Imager (CGI): los gráficos 3D se emplean para crear personajes, escenas y efectos especiales en la industria de la moda. Los modelos digitales permiten que las marcas puedan ofrecer experiencias de compra de forma más personalizada a sus clientes.

 Desafíos del uso de Inteligencia Artificial.

    • El metaverso y la moda virtual están abriendo nuevas oportunidades de negocio en la industria de la moda.
    • Los avatares, creados y mejorados por tecnologías avanzada, deben establecer límites entre realidad y la virtualidad.
    • La impresión en 3D y la Inteligencia Artificial cada día se vuelven más accesibles. Esto ha generado mayores infracciones en reproducción no autorizada de patrones y marcas protegidas por el derecho de autor.
    • Competitividad. La industria de la moda es muy dinámica. Las empresas deben buscar tecnologías que agilicen los procesos de producción. La tecnología blockchain y los tokens no fungibles (NFTs) representan riesgos como la volatilidad de precios.