Impacto fiscal del congelamiento cambiario del córdoba frente al dólar estadounidense

El Banco Central de Nicaragua (BCN) es la entidad encargada de determinar y ejecutar la política monetaria y cambiaria en coordinación con la política económica del gobierno, de conformidad con la Ley No. 732 “Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua”. En este sentido, el BCN fija la política cambiaria anual y determina el tipo de cambio oficial del córdoba respecto al dólar de los Estados Unidos de América (USD).

En virtud de lo anterior, el pasado 28 de diciembre del 2023, el Banco Central de Nicaragua publicó el aviso de “Tipo de Cambio Oficial del Año 2024” en consonancia con la política cambiaria adoptada por el gobierno de Nicaragua y que será aplicable para todo el período fiscal 2024.  

Mediante el aviso antes referido, se comunicó que, el tipo de cambio oficial del córdoba con respecto al dólar de los Estados unidos de América para el período del 01 de enero al 31 de diciembre de 2024 será de C$36.6243. En otras palabras, la política cambiaria adoptada ha consistido en reducir a 0% el deslizamiento del córdoba con respecto al dólar estadounidense.

Lo antes expuesto tiene efectos económicos, legales y fiscales, como lo son los efectos sobre obligaciones tributarias, remesas, salarios, pensiones, cláusulas de mantenimiento de valor en obligaciones contraídas mediante contrataciones privadas y/o públicas, entre otros. En este caso, nos vamos a centrar en los principales efectos desde la perspectiva fiscal, en los cuales esta política cambiaria tiene incidencia directa en el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

A continuación, señalamos los efectos directos de la reducción del deslizamiento del córdoba respecto al dólar. Aquí se puede identificar, por un lado, la reducción en los ingresos por diferencial cambiario, y por otro lado la disminución de los costos y gastos deducibles por diferencial cambiario, lo anterior conforme, los arts. 36 y 39 de la Ley No. 822 “Ley de Concertación Tributaria” y sus reformas establecen:

  •  Art.  36: Renta Bruta:

Constituye renta bruta: (…) 2. El resultado neto positivo de las diferencias cambiarias originadas en activos y pasivos en moneda extranjera, independientemente de si al cierre del período fiscal son realizadas o no (…)

  • Art.  39: Costos y Gastos Deducibles:

Son deducibles los costos y gastos causados, generales, necesarios y normales para producir la renta gravable y para conservar su existencia y mantenimiento, siempre que dichos costos y gastos estén registrados y respaldados por sus comprobantes correspondientes. Entre otros, son deducibles de la renta bruta, los costos y gastos siguientes: (…) 11. El resultado neto negativo de las diferencias cambiarias originadas en activos y pasivos en moneda extranjera, independientemente de si al cierre del período fiscal son realizadas o no, en su caso (…).

Por otro lado, para el caso de comercio de bienes y servicios de forma local, también se aplica la Ley de Protección de los Derechos de las Personas Consumidoras y Usuarias (Ley 842 publicada en La Gaceta No. 129 del 11 de julio de 2013). Esta ley establece que el precio de un bien o servicio debe ser expresado en moneda nacional, e incluye los impuestos correspondientes en su caso. El Art. 10 de dicha Ley prohíbe a los proveedores cobrar o facturar precios o tarifas en metales, monedas o divisas extranjeras o cualquier unidad monetaria o medio de pago que no sea el córdoba, de conformidad al art. 36 de la Ley No. 732, “Ley Orgánica del Banco Central de Nicaragua” (publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 148 del 6 de agosto del 2010). Se exceptúan de esta disposición las empresas que operan bajo el régimen de zonas francas industriales de exportación, almacenes de depósito de mercancías a la orden y demás excepciones establecidas en el art. 37 de la misma Ley. 

La Ley 842 reconoce la posibilidad de que el consumidor pueda pagar en moneda extranjera en aquellos casos en que las personas consumidoras o usuarias acuerden con los proveedores de manera voluntaria el pago del bien o servicio en esta moneda. Paras esos casos, debe cumplirse lo establecido en el art. 10, numeral 6, en el cual se prohíbe al proveedor aplicar un tipo de cambio menor al oficial del día (publicado por el Banco Central de Nicaragua).

En la normativa tributaria no se establece ninguna prohibición de que los contribuyentes emitan la facturación con los precios establecidos en dólares. Sin embargo, las empresas que tengan costumbre de facturar en esta monera están obligadas a usar el tipo de cambio oficial del córdoba con respecto al dólar de los Estados unidos de América (USD), y este será de C$36.6243. Al mismo tiempo, quedan obligadas a usar este mismo tipo de cambio para cumplir con el resto de las obligaciones tributarias formales, tales como los registros contables que sean en córdobas y sus declaraciones de impuestos que se liquidaran en córdobas, obligándose, al mismo tiempo, que, al emitir facturas en dólares o córdobas, sean expresadas dentro de estas, su equivalencia en córdobas, tanto el subtotal, el IVA y el total.

Como se observa, esta medida monetaria y cambiaria tiene efectos jurídicos y económicos en distintos sectores, siendo necesario conocer su funcionamiento y sus repercusiones en aquellas transacciones en las que se utilicen monedas extranjeras (dólar estadounidense), y para efectos del cálculo de mantenimiento de obligaciones privadas ante particular y públicas ante autoridades fiscales u otros entes estatales.