El misterioso mundo del crédito fiscal por IVA en Guatemala

Hoy, en nuestro camino por comprender de mejor manera el IVA, vamos a adentrarnos en el emocionante y misterioso mundo del crédito fiscal por IVA.

En el IVA, el problema -como exploración filosófica- es el misterio del crédito fiscal. Pero ¿qué es esto? Si bien el término se usa comúnmente, a veces, solo a veces, parece que es tan comprendido como el origen de los poderes de los X-Men.

Sin embargo, no necesitas un superhéroe para entender ¿qué es?, ¿cómo opera? y ¿cuándo tienes derecho a él? 

El crédito fiscal por IVA, dicho en términos sencillos, se origina cuando compras algo para tu negocio y pagas impuestos sobre el valor agregado, aquí es cuando tienes derecho a reclamar una parte de esos impuestos pagados como crédito fiscal. El momento de hacer la compra y el IVA que se incluye en esta, son lo que denominamos “crédito fiscal por IVA“.

Para un negocio es como si estuviera obteniendo un reembolso por esos impuestos que se pagaron en todas las compras. Ese reembolso o deducción se aplica al pago de tu impuesto futuro, al IVA que tú cobras en tus ventas. Es como encontrar dinero en tu bolsillo que olvidaste que tenías. Ese efecto de compensación es lo que ya definimos en artículos anteriores, como “neutralidad del IVA“. 

En términos más jurídicos, es tu derecho como contribuyente a reclamar lo que te corresponde. Si bien hay requisitos para lograr materializar este derecho, lo más importante es entender que desde el momento de la compra para tu negocio, ese IVA que pagaste es crédito a tu favor. Es parte de tu patrimonio y no requiere ningún tipo de declaración de la administración tributaria para que se te reconozca. Es más, si fuere así, se violaría el derecho que tienes y el principio constitucional de neutralidad. 

Aclarado este punto, vamos a ver ahora la legislación en particular, alumbrada por estos conceptos que hemos tratado en este y los artículos anteriores. 

¿Tienes alguna pregunta sobre el crédito fiscal por IVA? No dudes en contactarnos a través de nuestro email: contact@consortiumelegal.com.