Criterio Tributario Institucional 03-2023

Este criterio aborda los “Documentos Tributarios Electrónicos emitidos con el nombre y NIT del arrendante y la procedencia del crédito fiscal del IVA y deducibilidad del gasto del ISR por parte del Arrendatario”.

En varios procesos de verificación de solicitudes de devolución crédito fiscal a exportadores y contribuyentes que venden a entidades exentas, el reconocimiento del crédito fiscal por operaciones locales, y los reconocimiento de costos y gastos deducibles en el impuesto sobre la renta se han formulado ajustes derivados a que las facturas, con las que se respalda el crédito fiscal y el gasto de operación, se encuentran consignadas con el nombre y NIT de otra persona individual o jurídica distinta al contribuyente que está utilizado las facturas como respaldo. 

Esto se ha notado en los casos en los que existe un contrato de arrendamiento y el arrendatario utiliza como respaldo, para el crédito fiscal y los costos y gastos deducibles, facturas que están a nombre del arrendante por servicios de agua potable, energía eléctrica y servicio telefónico que se incluyen dentro del monto de la renta mensual, ya que el arrendante se hace responsable de pagar dichos montos. 

Derivado a lo anterior, la Administración Tributaria ha emitido el criterio institucional 03-2023 emitido el 29 de diciembre de 2023, en el que establecen que, tomando en cuenta los principios constitucionales tributarios, específicamente el Principio de Justicia Tributaria, al momento de realizarse algún ajuste al crédito fiscal por operaciones de exportación, al crédito fiscal por operaciones locales y ajustes por costos y gastos no deducibles en el impuesto sobre la renta, fundamentándose en el hecho de que las facturas que soportan tal crédito fiscal y gasto de operación se encuentran consignados con el nombre y NIT de otra persona individual o jurídica distinta, siendo, en la mayoría de casos, emitidas a nombre del arrendante de las instalaciones donde opera el contribuyente arrendatario por los servicios de energía eléctrica, servicios de agua potable y servicio telefónico al existir previamente un contrato de arrendamiento, las mismas deben ser aceptadas.  

A la vez, se toma en consideración el principio de contabilidad generalmente aceptado de “sustancia antes que forma” ya que se le debe dar valor probatorio al contrato de arrendamiento existente y la incorporación de los servicios a la actividad realizada por el contribuyente, por lo que es importante recalcar que para la aplicación de este criterio es indispensable contar con un contrato de arrendamiento con el que se pueda comprobar la existencia de la relación entre el arrendante, a nombre de quien se emiten las facturas, el arrendatario, el contribuyente que paga los servicios mencionados de los cuales nace el crédito fiscal del impuesto al valor agregado y la deducibilidad de gasto y costos del impuesto sobre la renta.