Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Escrito por:
Socio, Juan Manuel Godoy
jmgodoy@consortiumlegal.com
Consortium Legal – Costa Rica

 

Ir por lana y salir trasquilados

El pasado 18 de noviembre finalmente se publicó la reforma a la Ley de Competencia. Como se sabe esta reforma en buena parte es producto de los requisitos exigidos a Costa Rica para su ingreso a la OCDE. Tarea cumplida. El comité respectivo ha dado su check. Uno menos.

Buena parte de la reforma plantea modificaciones estructurales y procedimentales bien alcanzadas y desarrolladas en términos de independencia administrativa, celeridad y seguridad jurídica para aquellos que se vean enfrentados a procedimientos administrativos ante la Comisión de Promoción de la Competencia. Si se trata de volumen, un segundo bloque de normas que contempla la reforma está asociada al incremento de las multas o sanciones en que se pueden ver involucrados agentes de mercado que violen las normas de derecho de competencia. Finalmente la nueva norma crea nuevas conductas prohibidas,  complementa temas de fondo sobre definición de mercado relevante, se incorporan en el derecho costarricense de la competencia a los llamados programas de indulgencia o leniency programs y se regula de manera expresa la obligación indemnizatoria a terceros de quienes se vean afectados por conductas cartelarias.

Estos últimos bloques de normas (multas e indulgencia) son los que deben ser más interiorizados por los agentes económicos pues de alguna forma buscan concientizar al mercado sobre la importancia que la sana competencia tiene para el país.

En Costa Rica no conocemos antecedentes de sanciones por cartelización empresarial. De lejos la conducta que más daño hace al mercado. Competidores se ponen de acuerdo para no competir expresa o tácitamente con las llamadas prácticas conscientemente paralelas. A pesar de lo anterior se incorpora en la reforma los programas de indulgencia, los cuales en otras jurisdicciones se han venido cuestionando respecto a su eficacia.

Los programas de indulgencia no son más que beneficios de exoneración total o parcial  de multas y sanciones a agentes económicos, incluyendo personas físicas que representen a tales agentes que delaten/confiesen la existencia de un cartel empresarial.  No obstante no se trata únicamente de denunciar, debe haber una participación directa, novedosa, continua y eficaz en el curso de la investigación para acceder al beneficio.

El beneficio de reducción de multa al que podría accederse es gradual. Al primero que delate la existencia del cartel hasta el 100%, al segundo el 50%,  al tercero el 30% y al cuarto el 20%. Imagina uno que si hay mas de cinco a estos últimos ya no se les aplica beneficio alguno. Por otra parte si un agente está siendo investigado por una potencial cartelización y revela su participación y existencia en otro cartel en otro mercado relevante, también tendrá beneficios.

No obstante las buenas intenciones que las normas abrazan, el programa de indulgencia requiere también cierta precaución por parte del delator a la hora de estructurar su solicitud. Si la Comisión rechaza su solicitud al final del proceso por considerar que no cumple los requisitos (eg considera que su ayuda no fue eficaz) pues más allá de otros efectos procesales de esa situación, al denunciante le van a imponer la multa plena de la conducta asociada y podría terminar, si ya no fuera poco,  en un proceso contencioso administrativo cuestionando la idoneidad de su colaboración.

Un ejempló típico de lo anterior se presentó en Colombia, país en que la Superintendencia de Industria y Comercio tiene una activa y ejemplar actividad en la lucha contra la cartelización empresarial. En el llamado cartel del cloro y la soda cáustica al delator no le fueron concedidas todas los beneficios por éste esperados toda vez que “en el trámite de la investigación, controvirtió abiertamente los hechos que había reconocido previamente en la delación, especialmente en cuanto a la duración del cartel, con lo cual podrían estar sugiriendo una eventual caducidad”.

Veremos entonces en algún tiempo si los programas de indulgencia sirven para revelar la existencia de carteles en Costa Rica que hasta la fecha no han sido detectados.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.