Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Escrito por:
Socio, Carlos Taboada & Asociada Senior, Karla Sandino
ctaboada@consortiumlegal.com
ksandino@consortiumlegal.com
Consortium Legal – Nicaragua

 

La Ley de Concertación Tributaria (“LCT”) de Nicaragua reconoce como ganancias y pérdidas de capital, las variaciones en el valor de los elementos patrimoniales del contribuyente, como consecuencia de la enajenación de bienes, o cesión o traspaso de derechos. Comprende aquellas que resulten de la transmisión de la titularidad o dominio de activos, generando una ganancia o pérdida sujeta al pago o no del IR. En este artículo nos referiremos de forma particular a casos de pagos indebidos que ocurren en la compraventa de bienes inmuebles. Es decir, situaciones en las que en la práctica, se termina pagando una cantidad mayor de impuesto que la que por ley correspondería.

Hecho generador, valor y base imponible

 Según reconoce el artículo 75 numeral 2, el hecho generador se realiza en el momento en que se produzca la transmisión o enajenación de los bienes inmuebles, lo cual en una compraventa, ocurre al momento de suscripción de contrato. Para efectos del impuesto sobre la renta, todas las transacciones se presumen realizadas a su valor de mercado. En este sentido, la ley prevé que en las enajenaciones onerosas, el valor de la transmisión será el monto percibido por el transmitente o enajenante siempre que no sea inferior a valor del mercado, en cuyo caso prevalecerá este último.

 De conformidad con los artículos 82 y 83 LCT, la base imponible, para el caso de las enajenaciones onerosas, se determina por la diferencia entre valor de transmisión y su costo de adquisición. Se permiten deducciones debidamente documentadas y el costo de adquisición se actualizará con base al tipo de cambio oficial de córdoba respecto al dólar de los Estados Unidos de América que publica el Banco Central de Nicaragua (BCN). A esta base debería aplicarse la alícuota correspondiente.

Alícuotas y obligaciones formales de retención

En el caso de compraventas de inmuebles, de conformidad con el artículo 87 LCT se aplicará una alícuota de retención definitiva entre 1% y 7% del valor del bien en dólares de los Estados Unidos de América o su equivalente en córdobas conforme a la tasa oficial del Banco Central de Nicaragua (BCN). El citado artículo se refiere únicamente a la tasa impositiva a aplicar, y no debe entenderse que los valores de referencia indicado son la base imponible reguladas por los artículos 82 y 83 LCT.

Para el cumplimiento de las obligaciones formales de declarar y pagar las retenciones definitivas, notamos que existe una debilidad entre la aplicación de la normativa y el procedimiento administrativo para hacer efectivo el cumplimiento de dicha obligación.

Por un lado, el impuesto recae sobre el sujeto pasivo de la obligación tributaria, es decir, el contribuyente que devengó o percibió la ganancia o pérdida de capital. Por otro lado, la obligación formal recae sobre el Responsable Recaudador (contribuyente inscrito ante la Administración Tributaria), quien, en virtud de la ley debe declarar y pagar el impuesto correspondiente ante la Administración Tributaria.

Origen de los pagos indebidos

El Responsable Recaudador está obligado a aplicar la retención definitiva al momento de efectuar el pago, sin que exista previamente un cálculo para determinar la existencia o no de una ganancia o pérdida de capital, situación que sólo podría conocer el vendedor. Por otro lado, ni el formato de avalúo fiscal utilizado para liquidar esta obligación al momento del pago de impuestos en transmisiones inmobiliarias, ni el formato de declaración mensual preestablecido en el Sistema de Información Tributaria que administra la Administración Tributaria, contemplan casillas para aplicar las deducciones permitidas para efectos de aplicar la retención sobre base imponible que corresponde por ley. El resultado es que se termina pagando un impuesto mayor al que correspondería.

Dos ejemplos permiten ilustrar este problema, asumiendo la autoridad tributaria no ajusta el precio pactado y no hay otras deducciones más que el costo de adquisición:

Caso 1: El vendedor había adquirido la propiedad en US $100,000.00 y la enajena en US $120,000.00. La ganancia de US $20,000.00 estaría sujeta a la alícuota de 3%, a la que correspondería pagar un impuesto de US $600.00. Sin embargo, las autoridades toman el valor total de la transacción, debiendo pagarse US $3,600.00.

Caso 2: El vendedor había adquirido la propiedad en US $100,000.00 pero por las condiciones de mercado, la enajena a US $80,000.00, generándose una pérdida. La pérdida de US $20,000.00 no debería estar sujeta al pago del impuesto. Sin embargo, las autoridades toman el valor total de la transacción, aplicando la alícuota de 2%, debiendo pagarse US $1,600.00, aún cuando hubo pérdida.

En ambos casos, el pago es mayor al impuesto que correspondía. En vista de lo anterior, el sujeto pasivo del cumplimiento de la obligación tributaria queda sometido a demostrar en un momento posterior, mediante un proceso administrativo, que el pago realizado por la operación, no correspondía según las disposiciones legales aplicables.

Recursos del Contribuyente

Ante esta situación, el vendedor podrá mediante procedimiento administrativo solicitar la restitución del pago indebido de retenciones por ganancias y pérdidas de capital, mediante la acción de devolución o reembolso. El Código Tributaria establece que los pagos indebidos de tributos, multas, recargos moratorios y sanciones, dará lugar al ejercicio de la acción de repetición mediante la cual se reclamará la devolución de dichos pagos. La acción de repetición corresponderá a los contribuyentes y responsables que hubieren realizado el pago considerado indebido. El derecho de los particulares a repetir por lo pagado indebidamente prescribirá a los cuatro años contados a partir de la fecha de efectivo pago.

Por lo que hace a la pérdida de capital, en caso que hubiere, se podrá solicitar la compensación de ésta con ganancias de capital del período fiscal inmediato siguiente. Ello previa autorización de la Administración Tributaria, pudiendo diferirse en los tres períodos siguientes, en las condiciones que establece el artículo 86 LCT.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.