Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Escrito por:
Asociado Senior,  Fernando López
felopez@consortiumlegal.com
Consortium Legal – Honduras

 

Unas de las costumbres que se ha generado en el mundo laboral, es el pago anticipado de la cesantía laboral a favor del trabajador, aún y cuando nuestro Código de Trabajo ha señalado su pago al finalizar el respectivo vínculo laboral. El pago anticipado del auxilio de cesantía anualmente es una práctica que se ha venido efectuando por las empresas en nuestro país durante los últimos años. Si bien es cierto la cesantía consiste en una expectativa de indemnización, los patronos han tomado la decisión de realizar estos pagos por diferentes motivaciones: estimulo al empleado, reducción del pasivo laboral, flexibilidad de ambas partes en continuar la relación de trabajo, etc.; Debe tomarse en cuenta que dicho pago no implica un rompimiento de la relación laboral, por lo tanto, el contrato de trabajo se mantiene incólume, y sus efectos, especialmente la antigüedad del trabajador, se mantienen hasta que las partes decidan, en conjunto o unilateralmente, darlo por terminado definitivamente justificadamente o no, sin perjuicio de las acciones legales que una parte pretenda deducir a la otra. Es importante tomar en cuenta que, aunque ha sido una práctica cada vez más común, nuestro Código del Trabajo no regula dicha práctica.

Desde ese punto de vista, el pago de cesantía en forma adelantada constituye una prerrogativa patronal, considerada como liberalidad, ya que el patrono está obligado a pagar auxilio de cesantía hasta el momento en que se presente alguna de las causas legales por las cuales se impone su pago.

El efecto de pagar por adelantado la cesantía mediante una liquidación, o bien de cancelarla año con año, es totalmente liberador para el patrono.  Esto es, ante el evento de una terminación de la relación laboral por cualquier causa justa o no, el importe que se debe pagar al trabajador es únicamente el correspondiente al tiempo transcurrido desde la última liquidación o del último año cancelado

Una de las principales determinaciones que han tomado los Tribunales de Trabajo es que el patrono que opta por los pagos parciales de cesantía, es decir, reconoce dicho pago y por lo tanto no debe repetir lo pagado, y por lo tanto el empleado no puede volver a exigir su pago ni el patrono exigir su devolución. Si un trabajador es despedido con responsabilidad patronal, o bien dentro de los supuestos establecidos en el Código de Trabajo para un despido sin responsabilidad, después de que se le ha pagado parcialmente el auxilio de cesantía, se le reconocerá únicamente aquella suma que corresponda al tiempo laborado después de efectuado el pago, y no tendrá que reconocer diferencia alguna por incrementos de salario durante el último período cancelado.

Forma de efectuar la Liquidación

En primer lugar, debe tomarse en cuenta lo establecido en el artículo 379 del Código del Trabajo: “Todo acto de compensación, liquidación, transacción o convenio celebrado entre el obrero y el patrono, para que tenga validez deberá hacerse ante las autoridades del trabajo correspondientes.”, es decir, en caso de llevar a cabo el pago de adelanto en concepto de Cesantía la misma debe efectuarse ante la autoridad competente, para el caso de nuestro país Inspectoría General del Trabajo.

En cuanto a los conceptos que puede realizarse la cancelación a favor del Empleado, el patrono, podrá discrecionalmente los conceptos que desea cancelar: Auxilio de Cesantía, Auxilio de Cesantía Proporcional, Preaviso, Vacaciones, Vacaciones Proporcionales e incluso los derechos laborales irrenunciables: décimo tercer mes proporcional y décimo cuarto mes proporcional a la fecha del pago en concepto de adelanto de cesantía.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.