Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Escrito por:
Asociado, Juan de Dios Herrera
jherrera@consortiumlegal.com
Consortium Legal – Honduras

 

El 25 de febrero del 2015, se suscribió el Convenio denominado Marco General de los Trabajos Para el Establecimiento de la Unión Aduanera entre la República de Guatemala y la República de Honduras. Esta unión aduanera tiene como propósito el libre tránsito de mercancías, lo cual acelera y facilita el comercio entre ambos países, buscando también alcanzar el libre tránsito de personas naturales entre los territorios.

Posteriormente, ambos países suscribieron el “Protocolo de Habilitación para la Implementación de la Unión Aduanera”, el cual enmarca los procesos preliminares a la entrada en vigor de la unión aduanera. El 26 de junio del 2017, entró en vigencia la primera fase de la unión aduanera entre Honduras y Guatemala. Recientemente, El Salvador ha ratificado su decisión de incorporarse y está en proceso de adherirse a esta zona aduanera común.

Tomando en cuenta el caso de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero en la Europa de la posguerra, que inició a desarrollarse en 1952, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) empezó a promover políticas de industrialización para Centroamérica, considerando a la región como un territorio común, con lo cual inicia el Proceso de Integración Económico Centroamericano con el Tratado General de Integración Centroamericana del 13 de diciembre del 1960.

Sin embargo, el desarrollo de estos objetivos no logró suficiente tracción en aquellos años, hasta que el proceso se revitalizó durante las últimas dos décadas, con la adopción de nuevos acuerdos internacionales y con la influencia del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana, que entró en vigor en el año 2006. Para alcanzar la Unión Aduanera actual, ha sido necesaria la siguiente normativa:

  1. Tratado General de Integración Centroamericana del 13 de diciembre de 1960;
  2. Protocolo de Tegucigalpa a la Carta de la Organización de Estados Centroamericanos de fecha 13 de diciembre de 1991;
  3. Protocolo de Guatemala, de fecha 29 de octubre de 1993;
  4. Convenio sobre el Régimen Arancelario y Aduanero Centroamericano, del mes de junio de 1997;
  5. Convenio de Compatibilización de los Tributos Internos Aplicables al Comercio entre los estados parte de la Unión Aduanera Centroamericana del 30 de junio del 2006;
  6. Convenio Marco para el Establecimiento de la Unión Aduanera Centroamericana, del 12 de diciembre del 2007;
  7. Código Aduanero Uniforme Centroamericano, vigente en Honduras desde el 13 de junio del 2008; y
  8. Marco General de los trabajos para el establecimiento de la Unión Aduanera entre Guatemala y Honduras, del 26 de febrero del 2015.

Análisis de la Unión Aduanera

 Conformar un régimen de unión aduanera, significa establecer un solo territorio aduanero que incluye un arancel común y la libre circulación de bienes, independientemente de su origen. Con base en los Protocolos y Convenios de la unión aduanera, las partes desarrollarán los procedimientos para la administración del régimen de libre circulación de mercancías y de personas entre los territorios de Honduras y Guatemala, pudiendo establecer, de manera temporal, excepciones al régimen de libre circulación.

La libre circulación de mercancías se define como dar libertad de tránsito a las mercancías (dentro del territorio de la unión) independientemente del origen de éstas, previa nacionalización en alguno de los Estados Miembros cuando los productos procedan de terceros países. Esto se logra, aprovechando que ya existe una normativa arancelaria común (el Arancel) pudiendo establecerse mecanismos para asegurar el pago de impuestos en cada país sin que tengan incidencia las diferencias de tasas.

De conformidad con el Artículo 2 del Convenio Marco para el Establecimiento de la Unión Aduanera Centroamericana, la Unión Aduanera entre Honduras y Guatemala evolucionará de acuerdo con el resultado del desarrollo de las etapas siguientes, de las cuales aún se está aplicando la primera:

  1. Promoción de la libre circulación de bienes y facilitación del comercio;
  2. Modernización y convergencia normativa; y
  3. Desarrollo institucional.

Implicaciones Fiscales de la Libre Circulación de Bienes  

La libre circulación de bienes o mercadería significa que no se recaudaría lo establecido en el Arancel, incluyendo impuestos sobre ventas y otros impuestos selectivos en las aduanas intrafronterizas de la unión. Esta recaudación se llevará a cabo al momento del ingreso de bienes o mercadería procedentes de terceros países, en lo que podríamos llamar una aduana periférica. Los recursos que tendrían implicaciones en esta unión serían los siguientes: 1) la recaudación tributaria obtenida por la aplicación del Arancel a las importaciones; y 2) el impuesto sobre ventas u otros impuestos selectivos aplicados a las importaciones, los cuales en conjunto representan una carga tributaria importante para ambos países. Razón por la cual, se hace necesario una adecuada administración y distribución de estos recursos. Lo que se logra con esta unión es la eliminación del requisito de origen de los bienes en las fronteras de los países partes, así como la necesidad de recaudar los impuestos en esas fronteras.

El Régimen Tributario, establecido por el Convenio Marco para la Unión Aduanera, dispone que los Estados Partes coordinarán sus servicios aduaneros con el fin de aplicar normas sobre documentación idéntica en forma, clase y requerimientos. Además, los mismos procedimientos y plazos, sistemas comunes de aplicaciones de tratamientos de la información y pautas uniformes de conducta para sus funcionarios. Todo lo anterior tomando en cuenta las mejores prácticas internacionales en materia aduanera.

Es entendido que la Unión Aduanera incluirá mecanismos para recaudar y distribuir los ingresos derivados de la aplicación de los aranceles a las importaciones que provienen de terceros, así como de los impuestos internos que se les aplican, en particular el Impuesto Sobre Ventas, además de impuestos selectivos. Debe hacerse lo mismo en relación con el comercio de bienes originarios de los países que forman parte de la Unión Aduanera, asegurando que se les apliquen los impuestos sobre ventas y los impuestos selectivos, pero permitiendo que circulen libremente entre países de la unión y sin que se cobren estos impuestos en las fronteras.

Hay que tener en cuenta que la libre circulación de bienes no debería implicar la eliminación total de controles fronterizos, los cuales siempre serán necesarios para regular la migración, inspecciones de cargas, impedir el tráfico de armas y drogas ilícitas, entre otras.

Opciones para Recaudación de Impuestos de parte de los Estados

En vista de que los bienes y mercadería importada ingresarían al territorio de la unión por una solo aduana (periférica), los países deberán establecer vías alternas para que cada país obtenga una recaudación de impuestos apropiada en virtud de dichas importaciones, incluyendo derechos arancelarios, impuesto sobre ventas y otros impuestos selectivos. Es probable que decidan utilizar alguna de las siguientes dos opciones que ya han sido aplicadas en casos similares:

  1. Centralizar todos los recursos recaudados en cualquier frontera para luego devolverlos al país encargado de haberlo recaudado, utilizando un criterio determinado que haya sido establecido para este fin.
  2. Recaudar los impuestos en la aduana por la cual ingresan y posteriormente entregar las cantidades recaudadas al país de destino o consumo final del bien o mercadería importada.

Estas dos opciones son las que se han implementado en otras regiones donde existen uniones aduaneras, incluyendo la Unión Europea, el Consejo de Países del Golfo y la Unión Aduanera de África del Sur. Este tema aún no ha sido discutido públicamente en Guatemala y Honduras, por lo que es posible que se esté diseñando una opción alternativa. Esperamos que la forma en la que serán distribuidos estos impuestos se defina una vez que finalice la etapa de promoción de libre circulación de bienes y esté en proceso la segunda etapa, modernización y convergencia normativa.

Autoridades de la Unión Aduanera 

Para los efectos del proceso de implementación, administración y perfeccionamiento de la Unión Aduanera, se establecerá una Instancia Ministerial de la Unión Aduanera conformada por el Ministro de Economía de Guatemala y el Secretario de Estado en el Despacho de Desarrollo Económico de Honduras, la cual definirá y adoptará las políticas generales, directrices e instrumentos jurídicos fundamentales de la Unión Aduanera. La Secretaría de Integración Económica Centroamericana, se ha constituido como una Instancia de Apoyo Técnico y Administrativo del proceso de unión aduanera y velará por la correcta aplicación y cumplimiento de los compromisos asumidos por los Estados Parte; y puede realizar al menos una vez al año, un examen y evaluación del cumplimiento de dichos compromisos.

Sin embargo, las entidades de administración tributaria de cada país serán las encargadas de administrar las operaciones de la unión aduanera en todas sus etapas, debido a que no existe por los momentos una autoridad central o supranacional para regular estas operaciones. La Instancia Ministerial de la Unión solo estará encargada de definir y adoptar las políticas generales, directrices e instrumentos jurídicos fundamentales para la implementación y operación de dicha unión.

Factura y Declaración Única Centroamericana

Como hemos comentado anteriormente, el proceso para establecer una unión aduanera comprende, además de las normas y procedimientos comunes, la aplicación de “idéntica documentación”, por lo cual se deberá establecer una factura única requerida para transacciones entre Honduras y Guatemala. Esta “idéntica documentación” se conoce como la Factura y Declaración Única Centroamericana (FYDUCA), y es el documento legal electrónico que sirve para documentar las transferencias (antes exportaciones) y adquisiciones (antes importaciones) de mercancías con libre circulación, que se comercialicen entre contribuyentes del Impuesto al Valor Agregado (I.V.A.) de Guatemala e Impuesto sobre Ventas (I.S.V.) de Honduras.

Ventajas y Logros de la Implementación de la Unión Aduanera Honduras-Guatemala:

  • Reducción de los tiempos de paso en fronteras de 15 horas a 15 minutos para aquellas mercancías en libre circulación según mediciones del Banco Mundial;
  • Reducción de costos logísticos de transporte de mercancías en un porcentaje superior al 15%.
  • Acceso a un mercado de aproximadamente 32 millones de consumidores, representando el 68% de la población regional, posicionando a El Salvador, Guatemala y Honduras como la octava economía de América Latina;
  • Simplificación de los trámites sanitarios a través de un novedoso sistema informático de Notificaciones de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (MSF);
  • Implementación de un régimen de prechequeo migratorio para los pilotos o conductores de unidades de transporte;
  • Implementación de puestos fronterizos integrados (PFI) donde funcionan en una sola instalación, las autoridades aduaneras, tributarias, de agricultura y migratorias de ambos países;
  • Implementación de una Plataforma Informática Comunitaria (PIC) para la transmisión de la Factura y Declaración Única Centroamericana (FYDUCA) y las Notificaciones MSF; y,
  • Modernización de la infraestructura de los puestos fronterizos integrados;

A un año de la entrada en vigor de la Unión Aduanera, El Economista indicó que las exportaciones de Guatemala a Honduras incrementaron en un 5.8% con un valor de US$967.3 millones y las importaciones a Honduras aumentaron en un 15.7% por un monto de US$383.8 millones.

Conclusiones y Recomendaciones

  1. La Unión Aduanera entre Honduras y Guatemala, y potencialmente con el resto de los países de Centroamérica, se debe alcanzar de manera gradual y progresiva, estableciendo programas para su implementación, las cuales incluyen políticas, directrices e instrumentos jurídicos.
  2. Los países deberán seguir actualizando normativas legales locales para lograr que todas coincidan con los acuerdos internacionales.
  3. Se debe mantener a los funcionarios y usuarios en capacitación constante, en cuanto al manejo de tecnología y de normativas legales.
  4. En su momento se deberá continuar con el desarrollo de infraestructura y de los sistemas digitales de integración.

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.