Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Escrito por:
Asociada Sandra de Zedán
sdezedan@consortiumlegal.com
Consortium Legal – Guatemala

En una presentación de un proyecto inmobiliario de vivienda vertical, previo a conocer el producto que el Desarrollador lanzaba al mercado, se conversó con distintos actores que intervienen en proceso de construcción, diseño, regulación, planeación, de lo que el mercado en una tendencia urbanística y actual está demandando y ofreciendo a el cliente comprador al momento de invertir en un inmueble dentro de la ciudad o casco urbano. Nuevamente el enfoque del segmento del mercado resulta una condición vital al analizar cada desarrollo, pero las tendencias en los distintos segmentos del mercado inmobiliario cada vez están sacrificando espacios por la conveniencia de vivir mas cerca de sus trabajos, lugares de estudio y resistencia a pasar cada día menos en horas de tráfico, a esto le llamamos comúnmente como “Calidad de Vida”. Ciudades como Guatemala han tenido un crecimiento exponencial y demográfico lo cual ha obligado a nuevos productos de vivienda. Los cambios o tendencias urbanísticas se ven reflejados en estas construcciones y conceptos como transparencia, luz, confort, innovación, transporte, áreas verdes verticales, amenidades, reciclaje y servicios, se empiezan a incorporar y comercializar en los distintos productos inmobiliarios.

La ciudad de Guatemala cuenta con un plan de ordenamiento territorial que se regularizó como tal en el año dos mil ocho, el cual ha permitido un control del crecimiento y desarrollo en los distintos segmentos de la construcción. Esto ha llevado a que, como toda metrópoli, en la ciudad de Guatemala exista orden territorial, controles y tendencias a destinar los inmuebles atendiendo a las posibilidades y características naturales que cada inmueble posee y presenta, de ahí su clasificación dentro del ordenamiento territorial. Nuevas tendencias se han incorporado para hacer de la ciudad, una metrópoli ordenada y sostenible, como el Transmetro, parques y áreas verdes, ciclovías, áreas peatonales, policía municipal, espacios públicos, espacios para expresar el arte y música,  por enumerar algunas de las características, somos una ciudad de tendencias y cambios constantes, sin embargo, lo que a futuro se perciben sobre la ciudad y departamentos aledaños se impactan por las tendencias urbanísticas referidas, las cuales son determinantes y de gran importancia para todo desarrollador inmobiliario al momento de analizar, mercadear y lanzar una propuesta de vivienda, oficina, comercio, etc.

La brecha y aparición de construcciones inmobiliarias se amplió a distintas zonas del país, algunas con menos densidad habitacional que otras, al ampliarse el mercado, aparecen nuevos segmentos de construcción y grupos objetivos, esto brindó a los asesores legales inmobiliarios la incorporación de nuevos conceptos y necesidades demandadas por los desarrolladores, inversionistas, cliente compradores y la propia coyuntura y regulación del país incorporó la necesidad de normativas de control, debida diligencia, lo cual trajo consigo la necesidad de utilizar la creatividad, ingenio e incorporación de estas nuevas tendencias a lo que el marco legal y regulatorio actual permite.

Países como España, Colombia y México ante la realidad del país, cambio y crecimiento del sector inmobiliario han adoptado y acoplado sus normas legales a estas tendencias urbanísticas, para lograr una adecuada medición, regulación, certeza legal, incorporación de medidas, sanciones, procedimientos, a temas o conceptos que eran imposibles de prever, y que hoy presentan una necesidad para garantizar la convivencia en armonía, respeto, y lograr a largo plazo una regulación que proporcione una protección al derecho de propiedad adecuado a estas tendencias. Honduras en el año dos mil doce, incorpora normativas específicas creando la “Ley de Propiedad en Condominio”, como una necesidad de transparencia y certeza jurídica para captar la inversión nacional extranjera, en proyectos con atractivo turístico en la región. ¿Entonces se preguntarán que rol tiene el asesor inmobiliario ante estos cambios? En principio las leyes y normativas que se utilizan hoy en día para organizar e inscribir proyectos inmobiliarios de todo tipo, tienen su origen o marco legal en disposiciones de hace ya más de medio siglo. Las herramientas legales utilizadas, son las mismas con las que fueron regulados e inscritas las primeras edificaciones en Guatemala, alguna regulación accesoria se habrá incorporado, sin embargo, no ha existido un proyecto de ley enfocado a modernizar el marco legal a este demandante y versátil sector. ¿Cómo regular las nuevas tendencias urbanísticas?, los grandes retos del asesor inmobiliario consisten en incorporar nuevas concepciones y regular la utilización de espacios, actualizarse y entender las tendencias urbanísticas, modernizar y adoptar conceptos dentro de la regulación permitida en ley, que brinde certeza jurídica, medidas ejecutables, que aseguren al inversionista, comprador, desarrollador, la adecuada tenencia de una propiedad a largo plazo.

Se ha de tener especial cuidado al momento de incorporar dentro del marco legal, nuevos conceptos, todas las estructuras legales que el asesor inmobiliario promueva deben ser sostenibles a largo plazo, la reflexión siempre debe medirse en obtener al momento de desarrollar reglamentos de vivienda una adecuada y correcto tratamiento legal, estos deben subsistir con la misma firmeza y simplicidad para su adecuado entendimiento y ejecución. Países como Guatemala deben empezar a discutir cambios a las leyes y normativas en el ámbito inmobiliario, el objetivo es lograr una modernización legal que apoye y permita un crecimiento al mismo ritmo que la demanda de vivienda y sus tendencias urbanísticas.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.